El objetivo de la industria automotriz hace mucho énfasis en la seguridad. Las marcas compiten mucho en la seguridad de sus pasajeros. Audi es una de estas empresas, por lo que incorpora su revolucionaria AI active suspension.

Cuando nosotros sentimos que algo nos va a pegar lo primero que hacemos es inclinarnos y cubrirnos con nuestro brazo la cabeza. ¿Por qué no hacer esto con los coches?

La maravilla de Audi

AI active suspension
Audi A8. Cortesía Audi

Audi decidió agregar una suspensión activa al A8 para lograr imitar nuestra reacción. Este modelo incluye una batería de 48V. Recordemos, que los coches actuales tienen una de 12V.

Esto le permite tener mayor cantidad de sensores funcionando y claro que sí, la suspensión de aire. El Audi A8 es capaz de subir hasta centímetros de altura. Sin que le digas, sin que lo programes, para protegerteCuando los sensores detectan que hay un cuerpo moviéndose con velocidad considerable, la suspensión subirá de manera automática. De esta manera el coche recibirá la colisión inclinado y el pasajero por consecuente estará más lejos del impacto.

Gracias a las cámaras periféricas equipadas nos puede proporcionar una protección de 360°, no importa de donde venga el impacto. La suspensión se levantará en cuestión de segundos y regresará a su estado original ya que no exista peligro alguno.

En este video podemos observar cómo protege a los pasajeros:

Es impresionante lo que hacen las marcas para buscar la seguridad total. Posiblemente no sea una mejora tan grande como la de las bolsas de aire, pero ayuda a que la conducción sea aún más segura. Nos gustaría ver que este complemento de seguridad se comenzara a ocupar en todos los coches que traen suspensión de aire desde agencia.

Deja un comentario