En First Drive estamos muy emocionados por la llegada del nuevo Volvo S60. La marca sueca nos ha prometido mucho y las expectativas son altas, muy altas. En los últimos años, Volvo se ha reinventado. En parte por la entrada de capital chino, lo que le permitió renacer de entre las cenizas cual ave fénix.

Si bien es cierto que la ingeniería detrás de sus nuevos motores super-turbo (supercargador y turbo cargador combinados) son una maravilla. Estos, otorgan una gran cantidad de poder, 320 HP, en un motor de poco desplazamiento, 4 cilindros de dos litros. Sus nuevos modelos se han caracterizado por ser autos de mucho lujo y confort.

La deportividad de Volvo está por cambiar con la llegada del nuevo S60.

Grandes expectativas.

Volvo S60 se trata de un sedán familiar deportivo. Un auto muy atractivo por donde se le mire con líneas suaves y bien definidas al frente, una “cintura” muy marcada que, en conjunto a “hombros” también marcados acentúa su deportividad. Las versiones iniciales incorporan una tradicional tracción delantera con suspensión independiente en la parte trasera. Esto es bueno, pero lo interesante será la configuración AWD.  Este es el segmento que vamos a explorar: sedanes familiares deportivos AWD con motores 4 cilindros turbo. Dejamos la parte de lujo fuera y más adelante se explica el por qué.

Para comenzar, deléitense con el walkarround del S60. Una verdadera joya.

Los rivales.

Audi A4 quattro

Al igual que Volvo, Audi, con sus debidas excepciones, están orientados hacia el lujo y confort. Para este análisis, tomamos en cuenta la gama deportiva S, RS y el emblemático R8. La suspensión de sus autos se caracteriza por ser un poco suave, ideal para desplazarse en la ciudad.

Podemos encontrar la tracción quattro en 2 versiones del A4, la elite y la S-line. En cuanto a lujo compite mucho con el S60. Los acabados interiores son de excelente calidad en ambas versiones. La versión elite, con asientos completamente tapizados en piel está más enfocado al lujo y confort. Mientras que la S-line tiene acabados más deportivos. Con asientos tapizados en piel y alcántara con mayor soporte lateral, paquete de diseño exterior y diseño diferente en rines. Cabe mencionar que ambos modelos vienen con el famoso Virtual Cockpit

Subaru WRX

La marca japonesa no se ha destacado por lo lujoso de sus acabados interiores. Hasta cierto punto, cumplen con lo mínimo esperado por el precio. Los plásticos duros abundan en el interior del vehículo y en los asientos traseros apenas se cuenta con un reposa brazos. Eso sí, el ensamble es de excelente calidad. Evidentemente el precio de venta es menor en comparación con Volvo o Audi. Esto no significa que el auto no esté lleno de tecnología. De hecho es el único de los 3 que cuenta con 3 pantallas, una táctil para navegación y multimedia, otra para ver datos estadísticos del auto y otra en el medio de las agujas.

El punto fuerte del Subaru es su mecánica. El sistema de tracción integral Symetrical All-Wheel Drive es de los mejores, sino es que el mejor disponible en el mercado. En cuanto a diseño es un auto discreto, lo más llamativo es la gran toma de aire funcional situada en la parte superior del cofre.

A diferencia de los otros dos, este vehículo incorpora un motor de configuración bóxer. Lo que le permite tener un menor centro de gravedad y por ende, un espíritu y prestaciones deportivas mayores que las del Volvo o el Audi. Otra diferencia importante es que este auto lo podemos encontrar con 2 transmisiones, una manual de 6 cambios o una CVT. Si bien el auto está pensado para ser deportivo, la transmisión CVT no resulta ser la mejor opción para lograrlo, aunque sí ayuda en el tema de ahorro de combustible.

Tu tomas la decisión.

Hasta ahora, estos son los únicos competidores del nuevo Volvo S60 AWD en México. Sin embargo, globalmente tiene muchos más competidores como el Mercedes-Benz C300 4Matic, BMW 530 xDrive, Jaguar XE AWD, por nombrar algunos. Quédate pendiente a First Drive para más análisis de segmentos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Introduce tu nombre aquí por favor