Desde su fundación Ettore Bugatti tuvo un solo objetivo para su marca: la velocidad combinada con la elegancia. Algo que es asociado con la marca hasta nuestros días. A 110 años de su fundación, hoy nos sorprende como una de las marcas más cotizadas en el mundo automotriz. Solamente clientes muy selectos son capaces de comprar una de las bellas máquinas que el legado de Ettore nos ha dejado.

El mejor sueño.

La última pieza de arte que Bugatti ha revelado al mundo ha sido el Divo. Es más que una versión del Chiron, mucho más agresiva.

Este modelo está dedicado especialmente a batir récords en circuitos, no está hecho para marcar récords en velocidad máxima, pues está limitado electrónicamente a un poco menos que 400 km/h.

El más cotizado.

Uno de los Bugatti más representativos o icónicos, pero que muy poca gente conoce, es el Type 57SC Atlantic. Fabricado en 1936, época en que, debido a la crisis conocida como el crack y a la inminente segunda guerra mundial, no tuvo el reconocimiento esperado. Las unidades totales de producción no fueron muchas, dando a los nuevos coleccionistas una pieza de ensueño. Su precio ronda los 40 millones de dólares, o al menos eso es en lo que está valuada la unidad del mismísimo Ralph Lauren.

Bugatti
Bugatti Type 57SC Atlantic. Cortesía: Bugatti

¿Qué esperamos para el futuro?

Esperamos genialidad y mucha, pero mucha más excentricidad. Esto lo podemos confirmar con su modelo concepto más llamativo, el Bugatti Visión GT. A primera vista, parece un Divo con demasiados esteroides. Esperamos que en unos 5 años podamos ver el resultado final de este concepto y que se asemeje mucho. Tanto fans, conocedores y coleccionistas, tenemos las más altas expectativas en la marca, ya que, en los últimos 20 años, nunca nos han fallado.

¡Feliz Cumpleaños Bugatti!

Deja un comentario