En ocasiones, a los pilotos, a los fanáticos del automovilismo y a los periodistas se nos olvida la enorme cantidad de riesgos que conlleva este deporte. Pensamos que las muertes de grandes pilotos como Ayrton Senna o Gilles Villeneuve o Jules Bianchi (la más reciente) fueron hace años y que con el avance de la tecnología eso ya no volverá a pasar, pero el fin de semana sucedió de nuevo.

¿Qué pasó?

Se terminaba el parón veraniego y eso solamente significaba que era hora de que los pilotos se pusieran el casco y los aficionados nos alistáramos para volver a ver la Fórmula 1 y categorías inferiores. El fin de semana había comenzado bastante bien. Ferrari hizo el 1-2 en las 2 prácticas libres, la clasificación de la Fórmula 2 había sido un éxito.

Llegó el sábado. Ferrari se queda con la primera línea de parrilla, los Mercedes con la 2°, ningún McLaren en el Top 10 y buena clasificación de Racing Point. Todo era felicidad y emoción por lo carrera, pero en la vida nada esta escrito.

Se apagó el semáforo y empezó la 1ª carrera de la Fórmula 2. Una primera vuelta sin sobresaltos, pero en la 2ª pasaría algo totalmente inesperado. Anthoine Hubert y Juan Manuel Correa tuvieron un choque bastante fuerte y difícilmente alguien pueda encontrar las palabras correctas para describir el incidente. Como resultado, Juan Manuel Correa se fracturó ambas piernas y tuvo que ser operado. Por el momento, se encuentra en Bélgica y una vez que su evolución lo permita, será traslado a Estados Unidos donde continuará su rehabilitación. Por otra parte, lamentablemente Anthoine Hubert falleció en el accidente como consecuencia de las múltiples contusiones.

La historia de Anthoine Hubert

Como todos los pilotos, Hubert dio su primer paso en el mundo del automovilismo en los karts. Su 1ª carrera fue en 2005 y lo hizo compitiendo contra Estaban Ocon, Charles Leclerc y Pierre Gasly. De ahí en fuera, los 4 crecieron y compitieron muchos años juntos. En 2013 dio el salto a los monoplazas y se coronó como Campeón de la Fórmula 4 Francesa. El gran momento de Anthoine llegó en 2018, pues se coronó campeón de la GP3 y un par de meses más tarde, Renault lo ficho para que formará parte de su academia de pilotos. En 2019 debutó en la F2 con el equipo Arden BWT. En las 16 carreras que van, tiene 2 victorias en Mónaco y Francia. Hasta el momento, había sido el mejor Rookie de la temporada. Anthoine será recordado por:

  • Ser carismático, amable y comprometido
  • Llevar las carreras en la sangre
  • Ser una persona súper relajada y tranquila, pero en las pistas se transforma y es un corredor nato
  • No tenerle miedo a nada

Todo apuntaba a qué Anthoine iba a ser el siguiente francés en la Fórmula 1, pero lamentablemente ese sueño terminó. Fue un piloto que, sin lugar a dudas, dejará un vacío muy grande en el mundo motor. Un joven piloto que se despide de este mundo haciendo lo que le gustaba y que seguramente seguirá corriendo en el cielo. Qué descanse en paz…

Anthoine Hubert
Anthoine Hubert celebrando su victoria en el GP Mónaco 2019
Cortesía: Fórmula 2

Deja un comentario