Cuando de declarar el nivel jerárquico del “mejor fabricante de automóviles del mundo” lo más susceptible y esperado es que la mayoría responda al fabricante italiano, Ferrari; ya sea por el estatus, diseño, trayectoria, exclusividad. Curiosamente, cuando a motocicletas se refiere, la primera referencia que tiene la mayoría de la gente es también la italiana, Ducati. Al grado de que se ha hecho común el escuchar que se le compara como “el Ferrari de las motos”. Frase que no es tan trillada por el magnífico esfuerzo que ha hecho Ducati para ganarse ese título (con la ventaja de costar al menos la mitad que un vehículo de la casa más emblemática de Maranello).

Ducati Superleggera y Ferrari F458 Italia

También tenemos otra súper casa fabricante italiana de motos, MV Agusta, con sus asombrosas máquinas del circuito.Incluso han llegado a conocerse como las  AMG (la división de alto desempeño de Mercedes-Benz) de las motos, debido a la alianza que mantuvo con el preparador germano, donde muy hábilmente como estrategia publicitaria, rotularon algunos modelos de pista con el logo de AMG, de tal forma que daba la impresión que las motos estuviesen equipadas con tecnología alemana, una muy buena estrategia para dotarle al nombre MV Agusta como sinónimo de campeona del circuito. Y qué mejor título para incitar precisamente a campeones de Fórmula 1 para hacerse de una, como es el caso de Lewis Hamilton con su MV Agusta F4 RC.

Rivales acérrimos, que denotan en alto el orgullo del “signo in fascia”

Pero, ¿qué solamente estas dos parten el queso de la disputa por el mejor fabricante italiano de motos? La respuesta es no, ya que afortunadamente también está Aprilia. Un excelso fabricante noalesi de motocicletas fundada desde 1945, caracterizada por haber sido un fabricante de configuraciones inusuales de motorización, ¡como es el caso de motores bicilíndricos a dos tiempos de hasta 500 cc!, lo cual es una cilindrada grande en cuanto al nicho de motores a dos tiempos respecta. Aprilia es de las muy escasas que ha producido con éxito motores grandes de ésta clase, llegando inclusive a competir para el GP de motos a dos tiempos de alta cilindrada hasta el año 2000.

2000 Aprilia RSW-2 500, motocicleta de MotoGP con motor a dos tiempos

Actualmente Aprilia ya no se dedica lamentablemente a seguir impulsando estas motorizaciones por el no sorpresivo dilema de las grandes cantidades de emisiones que expulsan los motores a dos tiempos a comparación a los cuatro tiempos . Ahora Aprilia es una más en unirse a cumplir con la normativa Euro IV y eso influyó en erradicar la producción de esas fabulosas motorizaciones, ya que Aprilia produce desde hace ya varios años uno de los más fabulosos y emblemáticos V4 que se pueda destacar sobre el MotoGP; esto no significa que MV Agusta se quede atrás en lo más mínimo, solo que ellos se han inclinado por la motorización tetracilíndrica en línea; en contraste con Ducati, que apenas en transición (dando un último homenaje a su legendario bicilíndrico Superquadro) a una nueva era la cual apenas comienza, que habrá que esperar para ver el nuevo legado Panigale tetracilíndrico en V.

Configuraciones inusuales, que dieron origen a victorias usales

Aprilia se destaca como una de las más grandes en cuanto a motociclismo con ADN de circuitos, tal es por solo mencionar un caso, el de la Aprilia RSV4 FW-GP que es la mezcla perfecta entre una moto superdeportiva con prestaciones únicas de MotoGP con homologación para usarse en calle. Incorpora los mejores componentes, como es un carenado de fibra de carbono y depósito de combustible fabricado en aluminio, sistema de frenado firmado por Brembo, horquilla delantera y amortiguador trasero Ohlins, sistema de escape Akrapovic, basculante trasero de aluminio ajustable, que extrae precisamente del MotoGP en solo un V4 a 65 ° de 999 cc que dan por resultado una súper motocicleta de solo 180 kg y  una descomunal cifra de ¡250 equinos de potencia! Esto es 30 hp por encima de la devoradora de algunos de los autos más rápidos del Nürburgring, la Ducati 1299 SuperleggeraY que además se traduce en una excepcional relación de peso-potencia de 0.72 kilogramos por caballo de potencialo que le otorga a la RSV4 FW GP una cifra mejor que la de la bestial PGM-V8.

Todas estas amenidades a un precio de €200,000 que se justifica con toda certeza, y que nos exhorta a reflexionar si con esas prestaciones y ese precio Ducati sigue siendo en verdad “el Ferrari de las motos”…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Introduce tu nombre aquí por favor