Aston Martin en colaboración con Red Bull Racing Team, están en las etapas finales de lo que será uno de los proyectos más ambiciosos en su historia, el Aston Martin Valkyrie. Un hiperdeportivo destinado a ser como ningún otro auto en el mercado actual.

Sólo lo necesario

Como podrán ver en las imágenes, el auto está hecho únicamente para correr y batir los récords de los grandes. En su interior no se encontrará una codera, guantera ni una consola con botoneras. En su lugar, se ha puesto sólo lo esencial para poder manejar el auto y 4 pantallas que indicarán los datos del auto en tiempo real. Su volante es lo más parecido a uno de Fórmula 1, precisamente para mantener la deportividad del auto.

Mejor de lo esperado

El Valkyrie se presentó en enero del año en curso, prometiendo una potencia de 1,000 HP. Pero en Julio, en una conferencia de prensa, se anunció que podrá desarrollar 1,130 HP. Lo logrará por medio de un motor Cosworth V12 aspirado de 6.5 litros. Con un peso de 1, 030kg, el auto tendrá una relación peso/potencia de 1:1. Esto sólo es equiparable con el hiperdeportivo sueco Koenigsegg one:1, del cual sólo se fabricaron 5 unidades. El Valkyrie tendrá un valor de 3.2 millones de dólares, del cual, sólo se producirán 150 unidades. De igual forma, una versión de pista con 25 unidades. Sin importar sus diferencias, ambos modelos producirán 4,000lb de downforce sin la necesidad de un alerón trasero. Como la marca es asistida por Red Bull, el auto tiene uno de los mejores diseños aerodinámicos.

Tendrá baterías alimentadas por Remac que ayudarán al motor a tener una mejor respuesta. Está hecho completamente de fibra de carbono, con un escape muy cercano del motor, al estilo del Porsche 918. Se pensó así para tener menos peso y para poder adecuar un piso plano, teniendo así una mejor carga aerodinámica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Introduce tu nombre aquí por favor