Audi no podía faltar en el SEMA 2018, y lo hizo con uno de sus coupés deportivos insignia, el RS5. Esta vez ha sido presentado por la agencia de personalización ABT y han dejado a este Audi mejor que de fábrica. Lo han nombrado RS5-R.

Potencial seguro.

Audi ABT RS5-R en una carretera.
Cortesía ABT.

El modelo base del RS5 ha sido exprimido a tope para sacar el mayor potencial del vehículo. Mecánicamente hablando, el motor V6 de 2.9 litros ha sido modificado para que tuviera una diferencia de potencia considerable. Ha aumentado de 450 HP a 530 HP, teniendo 80 caballos más de potencia y 90 Nm más de torque. Mejorando así su velocidad tope y aceleración que pasan a ser de 280Km/h y 0-100Km/h en 3.6 segundos respectivamente. Nada mal para un auto diseñado para 4 ocupantes y con dimensiones más familiares.

Así mismo, el exterior del RS5 ha sido alterado drásticamente, principalmente para tener ese look más agresivo y de carreras. Esto lo logra incorporando líneas más agresivas auspiciadas por elementos deportivos como canards y splitters que, aunque estén en color fibra de carbono y no luzcan a simple vista, hacen una diferencia más que notoria. Por otro lado, que decir de sus rines de diseño atrevido y poco convencional. Esa “tapa” que cubre el bordo del rin no es muy común en autos de este tipo, pero, en fin, es gusto del cliente.

Rin del Audi ABT RS5-R. Cortesía ABT.

Medio centenar.

Así es, ABT ha decidido solamente fabricar 50 unidades del RS5-R, cada una totalmente diferente de la otra. La presentada en pantalla, color verde Navidad, es la unidad 1/50.

Aunque no parezca bella a todos los ojos, no se desprecia una buena carrocería ni un excelente trabajo de ingeniería

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Introduce tu nombre aquí por favor