En esta ocasión les tenemos un First Drive de una SUV familiar prémium. Ahora es turno de la firma de los 4 aros, se trata de la Audi Q7. A continuación, les contamos nuestras impresiones.

De Alemania para el mundo.

Lujo, potencia, excelente espacio interior y mucha comodidad son algunos de los atributos que primero vienen a la mente al hablar sobre esta SUV. Se puede pedir con 2 o 3 filas de asientos para 5 y 7 pasajeros respectivamente. Eso sí, de preferencia reservar el espacio de atrás para los niños. Pues, si bien, en espacio disponible es relativamente bueno. Un adulto no será el más feliz, en especial en trayectos largos.

Los asientos de la tercer fila se abaten eléctricamente y quedan completamente planos al piso. En ese espacio, se puede meter fácilmente el equipaje para una familia de 4 o 5 personasSi se quiere utilizar las 7 plazas el espacio de la cajuela se ve reducido dramáticamente, al grado de solo poder almacenar bolsas de mano y algunos suéteres. No hay que alarmarse por esto, el vehículo cuenta con barras de sujeción en la parte superior para colocar un portaequipaje exterior. La mala noticia es que se vende como accesorio.

Equipamiento y versiones.

Desde la versión más ecónomica contamos con tracción quattro y virtual cockpit con navegación MMi. Asimismo, cuenta con un touch pad en la consola central para escribir, tal y como en una tableta electrónica. Esto facilita el encontrar alguna dirección en el navegador. Entre otras amenidades encontramos techo panorámico con apertura frontal tipo quemacocos, aire acondicionado de 4 zonas (piloto, copiloto, segunda y tercera fila). En esta unidad probada encontramos un sonido Bang & Olufsen de una excelente calidad de audio.

Cortesía: Audi México.

Para la Q7 existen 4 versiones con 2 motorizaciones. La primera es un V6 de 3.0 litros  twin-turbo con 333 caballos y 440 Nm. La segunda opción es un V6 TDI con 249 caballos con 600 Nm. La unidad que probamos fue la V6 de 3.0 litros Elite. Cuenta con todo el equipamiento disponible. Pero sin ser la S-line, es la tope de la gama.

Un First Drive con mucha clase.

Ya sea en carretera o ciudad este SUV te dará recorridos sumamente cómodos. La suspensión absorbe una gran cantidad de irregularidades en el camino. También, destaca la gran rigidez estructural. Lo cual, se agradece al tomar curvas cerradas en un auto de estas dimensiones.

Cortesía: Audi México.

Con una respuesta de la suspensión suavizada, cambios continuos e imperceptibles y las asistencias para ahorro de combustible activadas, el modo Confort es ideal para circular en el tráfico de la ciudad con toda comodidad. En este modo el motor se siente muy controlado y su consumo es moderado, promediando unos 9.5 km/l. En modo Dynamic el motor entrega toda su potencia. Basta con un leve toque del pedal para sentir el accionamiento del par de turbos. De igual forma, los cambios se alargan y el sonido del motor se hace más grave. Pese a las grandes dimensiones no hay mucho problema en tomar curvas a buena velocidad gracias al trabajo conjunto de la tracción quattro y la suspensión activa que aumenta su rigidez.

Esta es el único SUV de la firma que cuenta con un modo todoterreno. Realmente no tuvimos oportunidad de probar este modo de forma correcta. Los promocionales de Audi presumen de un manejo adecuado en caminos de grava y para condiciones de suelo con muy poca tracción. No cabe duda de que Audi intenta abarcar la mayoría de los segmentos, y con este SUV se posiciona como un gran rival dentro de los SUV grandes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Introduce tu nombre aquí por favor