Valtteri Bottas se llevó el Gran Premio de Australia desde la primera curva, cuando superó al poleman, Lewis Hamilton. Hamilton no se favoreció con la estrategia y fue más lento que el finlandés pero le alcanzó para ser segundo. Max Verstappen vino de menos a más para superar a Vettel y completar el podio.

La largada

Desde el comienzo de la carrera Bottas le ganó a Hamilton con una buena largada que lo colocó primero antes de la primera curva. El piloto local, Daniel Ricciardo de Renault, se vió sin pista al tratar de superar a Checo Pérez al inicio de la carrera. Tuvo que ir por el pasto para no impactarse con el mexicano. Sin embargo, esto lo dejó malherido, pues rompió su alerón delantero y el piso de su monoplaza. Tuvo que entrar a pits la vuelta siguiente a reparar su frente pero de poco sirvió, después tuvo que retirarse por problemas de manejo.

Así se mantuvieron las cosas hasta la vuelta 11, donde el motor del MCL34 de Carlos Sainz rompió en llamas. Parece ser que la suerte aún no está del todo de lado de McLaren. Lando Norris, el segundo piloto de McLaren tampoco pudo aprovechar la excelente clasificación en 8vo y terminó la carrera en 12vo. Un paso para delante y dos para atrás para el equipo de Woking.

Estrategias tempraneras

El primero de la punta en entrar por neumáticos frescos fue Sebastian Vettel de Ferrari. La vuelta después, Mercedes llamó a Hamilton a pits para protegerse del posible undercut de Vettel. Al regresar a pista ambos pilotos se vieron más lentos que sus rivales y compañeros al frente, a pesar que llevaban llantas nuevas. El líder de la carrera, Bottas se mantuvo otras 14 vueltas al frente antes de hacer su paso por pits. Verstappen fue el último del Top 5 en entrar a pits, 20 vueltas más tarde que Vettel.

Este gran diferencia en neumáticos al final le costó a Vettel perder la tercera posición contra Max Verstappen en la vuelta 32. El compañero en Ferrari de Vettel, Charles Leclerc, entró a pits después y tenía mejor ritmo pero los de Maranello decidieron dejar las cosas como estaban y darle más puntos a su primer piloto, Vettel.

Si han visto la increíble serie “Drive to Survive” en Netflix sabrán la gran decepción y tristeza de Haas en el GP de Australia de 2018. Pues hoy, estos fantasmas parecen ser difíciles de superar para el equipo norteamericano. Volvieron a tener el mismo error con Romain Grosjean, quien en la vuelta 31 tuvo que abandonar por tener floja su llanta delantera izquierda. Un deja-vu para Haas.

¿Qué sigue?

Al término de la carrera, Bottas llevaba una extensa ventaja de 25 segundos con respecto de Hamilton. Simplemente no hubo rival a la altura del finlandés este fin de semana. La siguiente cita en el calendario de la F1 es el Gran Premio de Bahrein dentro de dos semanas. Este es un circuito totalmente diferente, podremos ver si Mercedes es tan dominador como en 2015 o 2016. No se pierdan nada del mundo de la Fórmula 1, sólo a través de First Drive.

GP Australia 2019
Valtteri Bottas celebrando su victoria. Cortesía: Fórmula 1

Deja un comentario