Para la alta sociedad amante de los autos deportivos cuando las prestaciones de un vehículo no son suficientes, recurren a empresas que modifican autos con certificación mundial y sin alterar la garantía. Este es el caso de Brabus, una empresa alemana que se encarga de darle prestaciones de súper deportivos a autos ejecutivos de Mercedes-Benz. Estos son mucho más potentes que los AMG e igualmente son mucho más caros.

Bi-turbo 800

AMG GT 800.

Inicialmente el AMG GT cuenta con 642 caballos de poder, que no están nada mal para un cupé de 4 puertas. Pero la firma alemana decidió que tenía mucho más potencial.

Así, Brabus cambió los turbocargadores, ECU y diversos componentes mecánicos más. El AMG GT ha pasado a tener 800 equinos y un ridículo torque de 1,000 Nm (Decimos ridículo porque este ya es territorio de Ferrari o Lamborghini). Así mismo, el exterior del auto ha sido modificado plenamente. Difusores tanto delanteros como traseros han sido cambiados por elementos hechos de fibra de carbono, otorgando mucho mayor estabilidad y dando un look extremadamente deportivo. Y bueno, tantos elementos necesitan tener un buen sistema de frenado. Algo con lo que Brabus ya tenía contemplado. Los discos de freno convencionales han sido sustituidos por discos carbocerámicos. Este compuesto actualmente es el más resistente y eficaz en la industria deportiva. Como dato extra, solo un juego de frenos de este tipo puede llegar a costar 250,000 pesos.

Así que, sabemos que este Brabus se detiene porque se detiene.

AMG GT 800
Rin del AMG GT 800
Cortesía: Brabus.

Rozando el suelo

Finalmente para tener una mejor estabilidad al momento de tomar curvas o ir a alta velocidad. El AMG GT 800 ha sido rebajado en suspensión 25 mm, esto mejora el efecto venturi del auto, lo cual hace que esté bien plantado al suelo. Claramente tiene distintos modos de manejo, dentro de los cuales puedes tener la máxima deportividad donde se ajusta la suspensión y configuración del auto. Y por el contrario, si se desea confort, esta misma suspensión se ajusta a tener una mayor suavidad, haciendo que los baches y demás vibraciones se vuelvan casi nulas.

Deja un comentario