Bugatti Chiron, sinónimo de rapidez y belleza, pero sobretodo de un lujo casi inigualable. La firma francesa nos ha sorprendido con un nuevo aditamento que ya está disponible para equiparse en cualquier Chiron. El cual le da una esencia aún más exótica de lo que ya tenía.

Nuevo look.

El render con el que nos han presentado su nuevo aditamento luce espectacular. El color plata del Chiron hace lucir plenamente el QuemacocosSunroof. Que, por cierto, Bugatti se rehusa a llamarlo de esa manera. Ellos prefieren utilizar el término Sky view. El cristal está hecho de materiales ultra ligeros y capaces de absorber el mayor ruido posible (principalmente el rugido del motor W16). Pero también se ha fabricado para que resista el calor del exterior y que la cabina no se sobrecaliente, reflejando los rayos del sol.

Estos tienen un largo de 65 cm por 44 cm de ancho. Medida suficiente para disfrutar de una noche estrellada o de un cálido día de verano desde el interior de un hiper deportivo. Desde el exterior, el Sky view hace ver al Chiron como un auto fresco y renovado. Realmente un aditamento que jamás había estado presente como opción en Bugatti.

Vista interior del Chiron Sky view.
Cortesía Bugatti.

Mecánicamente igual.

El Chiron permanece con las mismas prestaciones que el modelo estándar. 1,500 caballos, aceleración de 0-100Km/h de 2.4 segundos, etc. Tampoco sufre de carencia de velocidad tope, estabilidad o frenado. La única diferencia es que tendrás esas mismas prestaciones de ensueño pero con un estilo inigualable. No podemos esperar a ver como luce ese Sunroof en las calles y la esencia que hace sentir.

Bugatti Chiron Sunroof.
Cortesía Bugatti.

Deja un comentario