En un Gran Premio caracterizado por la alta degradación de los neumáticos, Daniel Ricciardo sufrió pero logro su primera victoria desde la pole en su carrera. A Sebastian Vettel le faltó agresividad por lo que le valió el segundo puesto. Lewis Hamilton minimizó el daño de la falta de ritmo de su Mercedes, quedando en tercero.

 Largada limpia

Gran Premio Monaco
Largada tranquila del Gran Premio de Monaco.
Cortesía: Fórmula 1

El inicio del Gran Premio de Monaco fue en extremo limpio. Todos los pilotos se respetaron y no arriesgaron de más. Recordemos que Monaco es un circuito callejero muy angosto por lo que jugártela al inicio es un golpe casi seguro. Ricciardo logró controlar el ritmo de carrera en las primeras vueltas. Fue hasta que Mercedes tiró los dados con Hamilton para montarle neumáticos ultra suaves. Vettel respondió al posible undercut de Mercedes entrando a pits. Ricciardo entró a la siguiente vuelta, sin perder posición.

La pesadilla de cualquier piloto.

Mitad de carrera del Gran Premio de Monaco.
Cortesía: Fórmula 1

Después del paso por lo pits de lo líderes todo se mantuvo en tensa calma con Vettel tratando de superar a Ricciardo pero sin conseguirlo. Luego, comenzaron los problemas para el piloto líder. Ricciardo reportó una perdida de potencia a su equipo, a lo que ellos a su vez respondieron que no podría solucionarse. Tendría que manejar así por el resto de la carrera. Ferrari y Vettel al escuchar esto se lanzaron a la caza del liderato. Sin embargo, los neumáticos del piloto alemán presentaron problemas de graining. Esto es cuando pequeñas virutas de goma que quedan en la pista se adhieren a los neumáticos. Esto deteriora el agarre de las llantas. Por esto, Vettel no pudo alcanzar a Ricciardo aunque tuviera aproximadamente 20 km/h menos en las rectas.

Posteriormente, la mayoría de los pilotos de punta presentaron el mismo problema que Vettel. Verstappen aprovechó esta situación para rodar casi 4 segundos más rápido que cualquiera. Logró llegar hasta el 9no puesto después de haber comenzado en último. A continuación, el graining de Vettel se desvaneció, es decir se limpiaron las llantas. Por esto, el alemán rápidamente comenzó a atacar a Ricciardo. El cual, supo defenderse de manera increíble a pesar del deficit de potencia que tenía con respecto al de Ferrari.

Al final.

Gran Premio Monaco
Bandera a cuadros para el australiano.
Cortesía: Fórmula 1

El mexicano Sergio Checo Pérez se había mantenido en su posición de inicio, 9no. Pero una mala parada en pits lo dejo fuera de los puntos. Un mecánico tuvo problemas con su llanta trasera derecha, retrasando su salida y quedando en el lugar número 12. Casi al final de la carrera, el monegasco Charles Leclerc se quedo sin frenos, impactándose de frente con Brandon Hartley. Este incidente dejó fuera a ambos pilotos y con un Virtual Safety Car para dar tiempo a los equipos de pista para limpiar la pista. A pesar de que por esto, se recortó la diferencia entre todos los pilotos de punta. Ninguno pudo superar a Daniel Ricciardo y así consiguió su primera victoria largada desde la pole position. En las entrevistas post-carrera nos enteramos que también la caja de Ricciardo esta defectuosa y sólo permitía llegar hasta la 6ta marcha, cuando normalmente tienen 8. Esto no solo elevó el manejo del australiano sino que lo llevo a comprarse con la hazaña de Michael Schumacher en 1994. 

La siguiente cita es en Canadá dentro de dos semanas. Este es un circuito mucho más favorable para Mercedes. Así que no se sorprendan de ver a Hamilton en lo más alto. También, por ser en América tiene un horario más amigable para México. Sigue toda la acción de la Fórmula 1 aquí en First Drive.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Introduce tu nombre aquí por favor