Si eres fan de los muscle cars clásicos, pero no te gusta cómo están llevando las líneas de diseño. Este auto es definitivamente para ti. Chevrolet ha montado una edición especial de un auto icónico de los años 70 y la ha montado un monstruo bajo el capó.

ZR1 fue la clave

Cortesía del Corvette más poderoso, este enorme motor hace rugir al Chevelle de manera impresionante. Nos recuerda al ronroneo de los modelos originales que aún se encuentran en las calles, pero, con mucha, mucha más potencia. Estamos hablando de un V8 súper cargado de 6.2 Litros que produce 755Hp. En comparación con los 245Hp que tenía el Chevelle 73 original, es un gran y aumento de potencia. Ya hace bastante tiempo que no veíamos un proyecto de tal magnitud e importancia por parte de Chevrolet. Que, evidentemente calma nuestra ansia por ver máquinas más veloces y potentes. Aunque, esta vez fue de una manera retro.

Motor del Corvette ZR1 en el Chevelle 73.
Cortesía Chervolet.

Diseño impecable

Por fuera es tan aterrador como por dentro. La pintura negra satiada, los rines negros con detalle en rojo fuego. Hacen denotar maldad pura de este Chevelle. Que nos recuerda a la época dorada de los muscle cars. Este es un monstruo que parará multitudes en cualquier lugar al que se presente y un acaparador de fotografías tanto de aficionados como de conocedores. Claramente, este Chevelle es un juguete que a todos nos gustaría tener en nuestro garage, usándolo para pasear un domingo tranquilo y despertar a nuestros vecinos…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Introduce tu nombre aquí por favor