Plásticos duros, calidad de ensamble bastante baja, motores buenos y duraderos… Esto es la fama que tiene Chevrolet y varias marcas americanas. A pesar de esto, en los últimos años la marca ha intentado reinventarse para no tener este tipo de reputación. Desde el año 2016 llegó al mercado mexicano el nuevo Spark, que venía con muy buenas propuestas. Obviamente tenía ciertos puntos de mejora que la marca nunca les ha dado la importancia. Esto cambió este año con la llegada del nuevo Spark 2019.

Spark 2019
Cortesía: Chevrolet

Diseño

Empecemos con el exterior, tenemos un diseño bastante innovador y con estilo asiático. Este auto se fabrica en Corea del Sur y solo se vende en EE.UU, México, Brasil y Corea. En el frente tenemos una parrilla bastante llamativa con detalles en cromo e iluminación de proyección de halógeno y luces diurnas en todas las versiones. La única diferencia en las versiones “Premier” y “Activ”, es que las luces diurnas son de tipo LED. En la parte no tenemos cambios con las generaciones pasadas. Los espejos laterales son eléctricos y retraibles con luces direccionales incluidas, eso sí, dependiendo de la versión. También existe una versión, la Activ, donde tenemos rieles portaequipaje.

Spark 2019
Cortesía: Chevrolet

Motorización

La parte donde brilla este pequeño es en sus entrañas, ya que tenemos un motor pequeño pero sorprendente para poderte mover en la ciudad. Contamos con una potencia de 98 HP y un torque de 89 lb-pie. Suena poco pero por el tamaño y el peso del auto es más que suficiente, ya que nos ha dado un rendimiento de 17 km/L en ciudad. Esta motorización esta acompañada con una caja manual de 5 velocidades o una caja CVT, las cuales son excesivamente buenas y de las que más perdonan en el mercado. La suspensión es lo suficientemente cómoda para resistir los baches de las grandes urbes como la Ciudad de México.

Spark 2019
Cortesía: Chevrolet

Tecnología y seguridad

Otro punto donde nos dejó con un excelente sabor de boca es en la tecnología que incorporó Chevrolet. Ya que desde la versión básica (LT) tenemos controles de llamadas y audio en el volante, cluster de instrumentos análogo combinado con una pequeña pantalla que te da información de los recorridos, sistema de entretenimiento con Bluetooth y Radio AM/FM. En las versiones Premier y Activ incorpora una pantalla táctil de 7″ con compatibilidad de Apple CarPlay y AndroidAuto. Cuenta con 6 bocinas en todas las versiones. Hablando de seguridad, tenemos en todas las versiones dos bolsas de aire frontales para conductor y pasajero y dos bolsas de aire laterales. Así como frenos ABS en las cuatro ruedas. Un extra que podemos tener es el asistente vial OnStar de GM.

El espacio, a pesar de que es un auto bastante compacto, es bueno para el conductor y pasajero. En la parte trasera sí sufrirán un poco las personas que miden más de 1.75 m. En calidad de plásticos, tenemos plásticos duros, pero no los típicos de pésima calidad que tiene Chevrolet en otros vehículos. Estos plásticos se sienten de una calidad bastante decente para el segmento en el que se encuentra este auto. En esta prueba nos enfocamos en la versión básica, que es donde brilla este auto, debido a que por menos de $200,000 pesos mexicanos tenemos un auto con equipamiento muy bueno y bastante seguridad. Si quieres ver más datos y opiniones date una vuelta por nuestro canal de Youtube.

Deja un comentario