Seguramente alguna vez te has preguntado para qué son esas líneas que están a lo largo de todo el medallón trasero, esas que generalmente son muy antiestéticas. Son de las cosas que vemos a diario en nuestro coche, pero nunca sabemos cómo funciona y en algunos casos ni sabemos para qué es.

¿Cómo funciona?

La realidad, como algunos suponen, es que su función es ayudar a desempañar el cristal. El vapor de agua se condensa en el medallón bloqueando la visión del retrovisor. Las líneas son en realidad cables que conducen pequeñas cargas eléctricas a lo largo del cristal. De esta manera, el hielo creado por las bajas temperaturas se va disipando poco a poco.

El hecho de que los cables sean tan delgados también los hace frágiles. Por lo que, es recomendable evitar colocar cualquier clase de estampa o material pegajoso ya que al retirarlo puede llevarse parte del cable.

 

desempañador trasero
Líneas delgadas que conforman el sistema desempañador trasero.

 

desempañador trasero

Sistema de flujo de aire para desempañador del parabrisas.

A comparación del sistema que tiene el parabrisas, éste no interfiere en la temperatura dentro del coche. Sin embargo, podemos observar que es más lento a comparación del sistema de flujo de aire que tiene el parabrisas. Si este sistema se implementará en el parabrisas sería demasiado incómodo para el conductor; tratar de ver entre tantas líneas delgadas para evitar algún bache. Esto sin mencionar que se tardaría mucho más y podría llegar a ser peligroso al no liberar la visión por tanto tiempo.

Siempre es interesante conocer hasta lo que consideramos más insignificante de nuestro automóvil. Nunca sabemos cuándo va a realizar una acción tan importante como proveernos de una visión clara.

Deja un comentario