La manera en la que se ensamblan los autos es igualmente una obra de arte. La industria hace todo lo posible para poder producir la mayor cantidad de vehículos en el menor tiempo posible. Sin embargo, hay una limitante muy grande: la capacidad humana. Es por eso que los ingenieros de Ford decidieron implementar un súper traje para los encargados de ensamblar a nuestros consentidos.

Un traje de Ironman.

Este exoesqueleto se coloca en el tronco y brinda al trabajador más fuerza en las tareas que van del pecho para arriba. Gracias a su poco peso y perfil bajo permite que sea ocupado sin problema alguno por todos sin preocuparse por la libertad de movimiento.

Traje Ekso Vest Cortesía: Ekso Bionics

El Ekso Vest proporciona entre 5 y 15 libras de asistencia para el trabajador por cada brazo. Por lo que el trabajador sentirá las cosas a cargar mucho más ligeras y con menos esfuerzo, podrá hacer más.

Otra función de este grandioso traje es la facilidad para cargar herramientas y tenerlas a fácil alcance. Los trabajadores son capaces de llevar múltiples herramientas como taladros, remachadoras, etc… Estos se podrán seleccionar de acuerdo a las necesidades del área de ensamble donde se encuentre.

Seguridad es esencial.

Gracias a la fuerza brindada por esta maravilla, los trabajadores fuerzan menos sus músculos y por ende se lastiman en menor cantidad. Para la empresa es una ventaja muy buena debido a que ellos por cada trabajador lastimado, deben pagar una multa y brindarle incapacidadFord se preocupa por sus trabajadores y busca mejorar la manera en la que ensamblan los autos.

Un trabajador feliz brinda un mejor auto para nosotros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Introduce tu nombre aquí por favor