El mundo de las motos cada vez se vuelve más feroz. Vemos motores más eficientes, mayor tecnología y velocidades impresionantes. Pero recordemos que un gran poder conlleva una gran responsabilidad. BMW está consciente de esto, por eso es que incorpora el interesante sistema Control Dinámico de Suspensión (DDC por sus siglas en inglés).

El sistema DDC.

Este increíble sistema proporcionado por la gran firma de Múnich. Dicho sistema se compone de diversos sensores que toman en cuenta los frenos ABS, el movimiento de la suspensión, la horquilla, el giroscopio, etc… Gracias a la cabeza del sistema denominado centralita, todos estos sensores son capaces de comunicarse entre sí. Cuando se intenta arrancar la fiera, la centralita revisa que todo esté en orden y después es capaz de rugir.

BMW S1000RR 2019 Cortesía: BMW Motorrad

¿La Centralita qué?

Como lo mencionamos, la centralita es el cerebro, solamente se dedica a tomar decisiones y dictarlas. Sin embargo, el otro instrumento importante es el giroscopio. Cuando la moto se comience a inclinar, se mandarán todos los datos a la centralita para que la dureza de la horquilla disminuya y de esta manera sea más fácil mantenerla en ese estado.

Por otro lado, está el sensor de la suspensión. Gracias a la centralita, la suspensión se puede controlar electrónicamente. Esto nos lleva a la sensación de que la moto es mucho mejor, ya que se pueden absorber de mejor manera los baches e imperfecciones del camino.

Sin duda alguna, ¡Este es el corazón de BMW Motorrad!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Introduce tu nombre aquí por favor