Después de semanas de espera y planeación, Volvo Cars México nos dio la oportunidad de probar su vehículo más importante, su auto insignia, la SUV más grande, la XC90. Para incrementar nuestra emoción nos mandaron nada menos que la versión T6 R-Design AWD.

Conozcámosla por fuera.

Su diseño exterior es una perfecta combinación entre lujo y sofisticación con deportividad y emoción. Su alto porte la hace un auto imponente por donde se le vea. Sus rines de 22 pulgadas dan ese look deportivo desenfrenado que nos emociona.¡Y que decir de sus luces frontales!, el martillo de Thor siempre brillando gracias a sus LEDs de luz diurna es simplemente una belleza. Algo característico en Volvo desde hace unos años son sus pronunciados hombros en la parte posterior del vehículo. En la XC90 están presentes para darle ese aire sueco que sólo Volvo puede diseñar. Por último, la parrilla. Al frente tenemos una gran parrilla cromada con pilares verticales y por encima el logo de Volvo. Sin dudas este elemento le da el remate de lujo y diseño a esta hermosa SUV.

Ahora por dentro.

Los interiores de Volvo son algo único. La calidad de los materiales, su aroma, todo está perfectamente pensado para que al entrar al vehículo te sientas en un oasis de lujo y comodidad. Los asientos son placenteros a pesar de que en esta versión vienen con un centro en Alcántara. Los conocedores sabrán que esta tela, parecida a la gamuza, es un poco dura. Sin embargo, Volvo logra combinar de buen manera la piel con la Alcántara, haciendo los asientos cómodos pero con una vista puramente deportiva. En esta versión T6 R-Design que probamos, el interior venia con acentos en aluminio cepillado. Creemos que no puede haber combinación mejor que el aluminio que el grisáceo de la Alcántara. El aluminio complementaba magníficamente los asientos, así como con el piano black presente en todo el habitáculo.

Al frente contamos con una pantalla de 9 pulgadas, muy similar a un iPad. El sistema Sensus de Volvo es inigualable. La navegación, el sistema de infoentretenimiento, la configuración del auto, todo se puede hacer de manera muy intuitiva. Asimismo, una pantalla de 12.3″ para el conductor hacen toda la diferencia. En esta pantalla te aparecerá todo lo que necesitas para conducir: tacómetro, velocímetro, nivel de gasolina, navegación, infoentretenimiento.

¿Cómo se maneja?

Después de esta introducción, llegamos a lo importante, cómo se maneja. Déjenme decirles que es un verdadero placer conducir este vehículo. Su dirección es muy suave, la suspensión también. Si hay que tener un poco de cuidado con los rines y llantas, ya que al ser de cama baja un duro golpe y podrían reventar. La posición de manejo es extremadamente confortable y te sientes como en las nubes por la altura de la SUV.

Los modos de manejo son algo impresionante. Con el sólo toque de un botón, el carácter de la SUV cambia radicalmente. En el modo ECO, el XC90 es un auto dócil, tranquilo y sin prisas. Perfecta para el tráfico. En el modo Confort, se mejora la respuesta y se sube la suspensión para un manejo más agradable. En el modo Dynamic, el auto es otro. La dirección y respuesta se mejoran aún más. Un simple toque al acelerador y su motor te llevará cada vez más rápido. En modo Off-Road la suspensión se alza aún más y te permite pasar por cualquier terracería sin problemas ni incomodidades.

Asistencias.

Otro punto fuerte de Volvo, son sus sistemas de asistencia al manejo. En nuestra opinión, no hay mejores que los de Volvo. La SUV puede reaccionar antes que tú en caso de un frenado de emergencia. Al principio, es algo que te confunde ya que te hace reaccionar rápidamente. Pero todo es para evitar accidentes. Después de un tiempo tu estilo de conducción se va haciendo más seguro.

Pero el que se lleva el trofeo de sistemas es el Pilot Assist. Este sistema es el primer paso hacia la conducción autónoma. Lo enciendes y la XC90 percibe el carril en el que vas y te mantiene automáticamente en el centro. No importa si hay curvas, el sistema lo hace por ti. De igual forma, con el acelerador. Defines la velocidad a la que quieras ir y la SUV la mantendrá y si es necesario frenará por ti aún en alto total. Después con el simple toque de un botón podrás arrancar automáticamente. Eso sí, el sistema no es perfecto. Tienes que estar al pendiente de sus movimientos. Por ejemplo, si tienes definida una velocidad alta a la SUV se le complicará dar una curva por lo que deberás corregir la dirección. De igual forma con el acelerador y más aquí en Mexico donde no hay mucha cultura vial.

Veredicto.

Qué más se puede decir de este bello auto. Sin dudas la Volvo XC90 es una SUV impresionante. Su competencia directa es Mercedes-Benz GLE, BMW X5 y Porsche Cayenne. Todas estas rondan un precio de $1,300,000 pesos. Cada una responde a diferentes necesidades. En especifico, el claro diferenciador de Volvo siempre ha sido la seguridad. Mientras que todas las demás marcas la seguridad es una opción adicional, en Volvo no. Todos los modelos cuentan de serie con todas las asistencias de seguridad disponibles. El enfoque sueco es diferente. Primero es la seguridad y si quieres más lujo o ir más rápido puedes pagar más por eso y no al revés. Al final, ustedes tienen el veredicto final pero les recomendamos darle una oportunidad a Volvo para que los enamoren de sus autos.

Te dejamos nuestra reseña en Youtube para que veas su diseño por tus propios ojos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Introduce tu nombre aquí por favor