Esta no sólo fue una excelente temporada para Porsche LMP1, sino que fue la última. Trás llegar en 2014 después de una larga pausa, Porsche anunció su salida al inicio de la temporada como les adelantamos en el año. Llegó la novena etapa del calendario y Bahrein nos esperada con la bandera a cuadros. Para ello en Japón, Porsche ya contaba con el tricampeonato bajo los brazos. Tres veces consecutivas se llevó Le Mans, el campeonato de constructores y el de pilotos, dejando así una era de dominio total.

919 Hybrid, Porsche LMP Team: Neel Jani, Andre Lotterer, Nick Tandy

Cerrando con broche de oro.

Con todo listo para la carrera final y los campeonatos empacados los Porsche sólo fueron a divertirse. Sin embargo, Toyota les dió una dura despedida a pesar de que aún así lograron doble podio. Para la última carrera de los LMP1 el banderazo de salida fue a cargo de Matthias Müller, presidente del consejo de administración de Grupo AG que vió salir con la pole a uno de sus Porsche para así iniciar los últimos kilómetros. Trás una larga lucha, problemas y un competitivo Toyota al final, el lugar más alto del podio fue para los nipones. El segundo lugar los campeones de este año y el tercero para los coequiperos de la casa de Stuttgart.

De esta forma, se acaba una era de Porsche enfrente de todos. Un tiempo donde desde 2015 los 919 Hybrid lograron todo. Llevándose 6 de 6 campeonatos (Constructores y pilotos) y por si fuera más logrando de la misma forma, la etapa en Le Mans. Donde, 3 años fueron los reyes. Además, desde su regreso a la categoría, los LMP1 lograron de 34 carreras realizadas, 17 triunfos, 7 de ellos con doblete, 20 Pole positions y 13 vueltas rápidas.

Números que convencen que no hubo un rival lo suficientemente fuerte para sacarlo del camino.

Las últimas voces.

Michael Steiner, miembro del directorio ejecutivo de investigación y desarrollo, mencionó al final de la carrera que el fin de una era ha llegado. Que los logros obtenidos a lo largo de esta etapa son el reflejo de la compañía. La fortaleza de la tecnología híbrida y el futuro de sus autos de producción. Otro de los que hablaron fue Fritz Enzinger el vicepresidente del proyecto LMP1. De igual manera, habló del fin de una etapa llena de éxitos. Agradeció al consejo de Porsche la oportunidad de encargarse del proyecto; a los pilotos su rendimiento y desarrollo que permitieron los logros y a Andreas Seild director de equipo y director técnico del equipo por su trabajo excelente. Al final añadió:

“Si tuviera que resumir en una frase mis seis años con porsche sería: me ha permitido vivir mi sueño.

Por otro lado Seidl mencionó a Toyota, agradeciéndoles la competitividad mostrada los últimos 4 años. Y al equipo y socios de Porsche de igual manera por su trabajo, la calidad de todos en las pistas y al personal de Weissach. Por último, mencionó que aunque el proyecto LMP1 ya no estará en el campeonato. El próximo año habrá eventos especiales y aún más por todo el desarrollo que el proyecto permitió obtener.

Las voces detrás del volantes

Todos los pilotos dieron su opinión después de la carrera, los que están desde el inicio como Timo Bernhard y André Lotterer que se sienten contentos de haber corrido 50 carreras en el WEC. Los más jóvenes como Brendon Hartley (que veremos en F1 con Toro Rosso) o Earl Bamber que se siente agradecido con el equipo por la oportunidad que le otorgaron a pesar de ser jóven. Estos dos pilotos más Bernhard fueron los campeones de este año.

Porsche LMP Team

Sin duda, queda un vació muy grande en la parrilla del WEC. Ver los 919 Hybrid era una locura total y las competencias que dieron con Toyota y Audi quedarán siempre guardadas en la historia del automovilismo. Esperemos que su actuación futura en el campeonato de la Fórmula E sea tan fructífero como este.

Hasta pronto Porsche.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Introduce tu nombre aquí por favor