En el 2016, Ford nos sorprendió con el regreso de uno de sus autos más renombrados a lo largo de su historia, el GT. Fue presentado con un diseño completamente nuevo y con un pensamiento aerodinámico fuera de lo común. Pero ahora, uno de los afortunados dueños de esta limitada y cotizada generación, ha pintado su ejemplar con el raro estilo Mystichrome, proveniente de los años 90.

¿Pero, qué es Mystichrome?

Ford GT Mystichrome

Donde Ford reveló una serie limitada del Cobra con una pintura especial que cambiaba de tono conforme a la luz, pintura a la que se la denominó como Mystic. Fue tanto el éxito de este acabado que tuvo una segunda generación de Cobras Mystic, este acabado salió del mercado en el 2004.

Gracias a esta interesante y poco conocida historia, uno de los afortunados dueños del nuevo Ford GT tuvo la grandiosa idea de pintar su unidad con este aclamado color. Pero la única diferencia es que ningún otro cliente de Ford puede pintar su GT con la pintura Mystic ¿Porqué? Ya que esta unidad está listada como un OneOff, Ford tuvo que implementar un nuevo nivel en su paleta de colores, alcanzando un nivel 5, donde solamente el color de este GT está catalogado. Así mismo, el precio de la pintura subió descaradamente, nada más y nada menos que 100,000 dólares. Has leído bien, cerca de 2 millones de pesos mexicanos por el simple hecho de pintar un GT en color Mystic.

Escape Heffner

Y si pensabas que la pintura era lo único exclusivo en este Ford GT, estás equivocado. También se le fue equipado un escape casi de carreras, hecho totalmente de titanio y solamente 45 unidades de calle del GT lo tienen. La empresa responsable es Heffner, que se ha especializado en montar escapes limitados a autos exóticos como el Aventador, Huracán, R8 y por supuesto el GT. Aparte de mejorar enormemente el sonido del auto, aumenta ligeramente su caballaje puesto que mejora el flujo de escape de todo el ciclo de combustión interna.

Así que, en pocas palabras, este Ford GT “Mystichrome puede ser el más cotizado de esta tercera generación, muy posiblemente superando un precio de reventa de 2 millones de dólares. Recordemos que hace aproximadamente 2 meses, el primer GT salió a subasta y fue vendido en 1.54 millones de dólares. Pero, decididamente, no creemos que el actual dueño piense venderlo pronto…

Deja un comentario