Después de una clasificación para el olvido, Lewis Hamilton, vino desde atrás para llevarse el Gran Premio de Alemania. Su compañero de equipo, Valtteri Bottas, lo acompañó en el podio. Kimi Raikkonen logró salvar a Ferrari después del error de Vettel.

Largada

El inicio de la carrera en Hockenheim fue muy conservadora por parte de todos. Checo Pérez lo hizo de excelente manera y logró superar a Leclerc y Sainz. Quedando en 8vo de momento. Sin embargo, poco duro el gusto, pues Nico Hulkenberg realizó una maniobra perfecta para superar a Checo y Grosjean. Hamilton también comenzó a trabajar para llegar a la punta.

Posteriormente, todo se mantuvo en tensa calma. Poco después de que se abriera la ventana de parada en pits, Ricciardo tuvo que abandonar. Un problema en su unidad de potencia lo dejó fuera de un Gran Premio que fue un dolor de cabeza para el australiano.

Inesperado…

Después de las paradas en pits, tanto Ferrari como Mercedes, aplicaron las órdenes de equipo para adelantar a Vettel de Raikkonen y a Hamilton de Bottas.

Parecía que todo iba a quedar de esta forma. Sin embargo, el clima empezó a hacer estragos. En varias partes del circuito comenzó a llover. Antes de que Vettel pudiera reaccionar para entrar por neumáticos medios, perdió el control de su monoplaza. A tan solo 16 vueltas del final y habiendo liderado toda la carrera, el alemán no pudo romper su mala suerte en casa.

Por este incidente se llamó al auto de seguridad, Raikkonen entró por llantas de lluvia y así se perdió el dominio de Ferrari. Hamilton aprovechó y se hizo del liderato. Ahora, el británico le saca una ventaja de 18 puntos al piloto de Ferrari.

La revancha, en palabras de Vettel, viene rápidamente. La próxima semana se realizará el Gran Premio de Hungría. Última carrera antes del paro de verano, quédate pendiente en First Drive para toda la información de la Fórmula 1.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Introduce tu nombre aquí por favor