El piloto británico, Lewis Hamilton sigue demostrando que para ser campeón no se deben cometer errores y esforzarse al límite. De esta manera, Lewis consiguió una vuelta perfecta en el circuito callejero de Singapur. Vettel no pudo igualar la magnifica vuelta de Hamilton debido a que salió con tráfico y a que no encontró el ritmo. Aunado a esto, Verstappen se metió entre Hamilton y Vettel.

Q1 y Q2.

En la primera sesión de clasificación Mercedes quiso probar el neumático ultrablando, el segundo más suave para este circuito. Sin embargo, comprobaron que para marcar vuelta rápida este tipo de llanta simplemente no funcionaría. Hamilton y Bottas tuvieron que regresar a pits rápidamente y marcar una nueva vuelta con los hiperblandos para no quedar descalificados. Esto fue un movimiento arriesgado ya que si ocurría algún incidente en la pista los dejaría sin posibilidad de marcar una nueva vuelta rápida. No obstante, la suerte jugo de su lado y pudieron pasar a la segunda sesión.

En la segunda ronda, Ferrari intentó lo mismo. Pero ahora en miras de entablar una estrategia diferente para el inicio de carrera. Recordemos que sí se pasa a Q3, el neumático de inicio de la carrera será con el que se marcó el mejor tiempo en Q2. De esta manera, Ferrari quería empezar con la llanta más duradera y así no tener qué parar cuando la mayoría lo hiciera. Pero, al igual que a Mercedes, vieron que los tiempos de vuelta con esta llanta simplemente no daban para llegar a Q3. Así que con un poco más de prisa, cambiaron neumáticos y salieron de nuevo a hacer un mejor tiempo.

Q3.

A lo largo de las sesión de prácticas y en lo que iba de la clasificación, se veía una Ferrari superior. En el sector 1 nadie le ganaba a las dos Ferraris. Pero para sorpresa de todos, Hamilton sacó el martillo e hizo una vuelta perfecta. Para el segundo stint de Ferrari salieron con tráfico. Esto evito la puesta en temperatura óptima de los neumáticos. Tanto Kimi como Vettel no pudieron alcanzar a Hamilton. Para Mercedes y Lewis  fue una sorpresa sacar la pole. Todos nos imaginábamos una pole position de color rojo.

Sebastian Vettel se notó particularmente molesto por el resultado. Un conjunción de una mala planeación de los ingenieros con un pobre desempeño del alemán los quito de la primera posición. Y es que la presión está al máximo para Sebastian. Una victoria más de Lewis y sus aspiraciones para el titulo mundial casi estarán sepultadas. Mañana es crucial para Ferrari y Vettel. Una victoria les da oportunidad para seguir luchando hasta el final. Una derrota casi deja sin esperanzas al Cavallino Rampante.

Clasificación GP Singapur
Tabla de posición de Clasificación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Introduce tu nombre aquí por favor