Con dos carreras al hilo, Lewis Hamilton ha ganado dos Grandes Premios que teóricamente no debería haber ganado. Después de robarle a Ferrari el Gran Premio de Italia, hoy Hamilton produjo otra actuación dominante en Singapur. Con el apoyo de Max Verstappen el británico incrementó su ventaja contra su archienemigo Sebastian Vettel, quien solo pudo terminar tercero.

La largada.

El comienzo del GP de Singapur fue tranquilo en el frente. Con Vettel evitando un contacto con Verstappen. Sin embargo, esto no se siguió para el medio campo. Una vez más, hubo un contacto entre los dos autos Force India. Esteban Ocon se abrió por fuera de la curva 3 para superar a Checo. Esteban arriesgó mucho pero Checo pudo haberle dado más espacio. La acción terminó con Esteban chocando contra el muro y provocando el Safety Car. Antes de que saliera el auto de seguridad, Vettel aplicó el madruguete a Verstappen por lo que quedó detrás de Hamilton en 2do lugar.

GP de Singapur
Así quedó el auto de Esteban Ocon después del choque.
Cortesía: Fórmula 1

Después del relanzamiento de la carrera, Hamilton supo controlar el ritmo de la carrera. Todos los top 10 montaban neumáticos hiperblandos por lo que todos buscaban administrarlos a fin de no desgastarlos antes de tiempo. Así que la carrera se torno monótona. Fue hasta una comunicación entre Hamilton y Mercedes donde el británico mencionó que aún tenían mucha vida sus llantas. En el box de Ferrari parece ser que entendieron mal el mensaje y llamaron a Vettel a pits para ponerle neumáticos ultrablandos. Hamilton tuvo que entrar la vuelta después para cubrirse de un posible undercut. Así Hamilton salió por delante de Vettel. No obstante, en una buena estrategia de Red Bull, Verstappen entró después de los dos punteros y salió por delante de Vettel. Sebastian tuvo que sortear trafico y eso retrasó su marcha.

Dominio Hamilton-Mercedes.

Después de la poca acción que trajo las paradas en pits, la carrera volvió a su tonalidad de administración de los neumáticos. Checo Pérez venía haciendo una buena carrera pero su equipo lo llamó a pits y terminó muy abajo de la parrilla. Eso lo llevó a estar detrás de Sergei Sirotkin. El ruso se puso difícil de superar y le dio una buena batalla al mexicano. Sergio comenzó a desesperarse y cometió un error al intentar superarlo. El mexicano le lanzó el auto al ruso por lo que dañó su auto y fue penalizado con un Drive Through. Desafortunadamente el mexicano terminó la carrera en lugar 18, cuando empezó en la posición número 7.

GP de Singapur
Choque Checo Pérez vs Sergei Sirotkin.
Cortesía: Fórmula 1

Con total dominio y facilidad Hamilton se llevó el GP de Singapur y con el segundo lugar de Max Verstappen aumentó aún más su ventaja con Vettel. Ahora se encuentra con unos cómodos 40 puntos. Dentro de 2 semanas se viene el Gran Premio de Rusia. Veremos si Hamilton continúa su pasó demoledor o si Ferrari y Vettel pueden retomar la victoria.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Introduce tu nombre aquí por favor