Otra vez el Gran Premio de Azerbaiyán nos deleitó con una excelente carrera llena de drama, sorpresas, lucha y pasión por la velocidad. Sebastian Vettel parecía tener todo bajo control para llevarse su tercer victoria de la temporada. Pero, una batalla enrojecida entre los dos Red Bulls cambió todo.

La largada.

Gran Premio Azerbaiyán
Vettel liderando el inicio del Gran Premio de Azerbaiyán.
Cortesía: Fórmula 1

El caos empezó desde temprano. En la primera vuelta Sergei Sirotkin se impacto con Sergio Checo Pérez, afortunadamente el mexicano no tuvo daños mayores y pudo continuar. No obstante, Fernando Alonso quedo atrapado por el incidente. El español hizo una agónica corrida hasta los pits con dos neumáticos pinchados. Parecía ser todo para Fernando, pero ni él ni su equipo se rindieron, cambiaron lo que requería y salió de nuevo a correr. Poco después, un agresivo Esteban Ocon arriesgo de más y provocó un accidente con Kimi Raikkonen, dejando al francés fuera de la carrera. Kimi no tuvo consecuencias y continuó su lucha por avanzar posiciones.

Regresa la calma…

Después de todo el caos del principio de carrera, regreso un poco la calma al llegar a la mitad de la carrera. Había unas cuantas batallas por aquí y por allá pero nada de importancia. Red Bull Racing fue el responsable de darle sabor a la carrera en estos momentos. La pelea entre sus dos pilotos, Max Verstappen y Daniel Ricciardo estaba comenzando. Ricciardo tenía mejor ritmo de carrera pero el holandés no le regalaba nada. Así se la llevaron los Red Bulls con sobrepasos y regresos por más de 20 vueltas. Cada vez más la agresividad de ambos pilotos escalaba. Fue hasta la vuelta 31 que Daniel Ricciardo en la desesperación de superar a su compañero, frenó demasiado tarde y se impacto de frente contra su compañero. Aquí es donde se desató nuevamente el caos.

Gran Premio Azerbaiyán
Destrozos en el auto de Daniel Ricciardo después de la colisión.
Cortesía: Fórmula 1

Drama final.

Con el incidente de Red Bull, el control de Carrera llamó al Safety Car. Mercedes aprovechó para hacer la primera parada de Valtteri Bottas y después de Lewis Hamilton para montar neumáticos ultrasuaves nuevos. Ferrari replicó está estrategia pero perdió la punta por esta parada, Valtteri quedo primero seguido de Vettel y después Hamilton. Mientras estaba el Safety Car pasó lo impensable, Romain Grosjean perdió el control de su auto al estar calentando sus llantas. Algo inédito.

Esto retraso la salida del Safety Car dejando sólo 4 vueltas de carrera. En cuanto salió, Vettel se lanzó con todo en contra de Bottas a fin de recuperar el liderato. Sin embargo, su ímpetu fue demasiado por lo que bloqueó sus frenos y perdió la curva cayendo hasta la 4ta posición. Después, en un increíble manejo Checo superó a Vettel. Luego, nuevamente surgió el drama cuando Valtteri pasó sobre los restos del choque de Ricciardo y Verstappen, esto le dió una pinchadura con lo cual no pudo continuar. Esto dejó a Hamilton, Raikkonen y Pérez en el podio.

Gran Premio Azerbaiyán
Checo Pérez celebrando su 8vo podio en la Fórmula 1.
Cortesía: Fórmula 1

Con este podio, Sergio Checo Pérez supera los podios de la leyenda del automovilismo mexicano, Pedro Rodriguez. Ahora Checo es el mexicano más exitoso en la historia de la Fórmula 1. Todo el equipo de First Drive lo felicita por su increíble carrera y que sigan los triunfos. La siguiente cita será el inicio de la temporada europea, comenzando en España dentro de 2 semanas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Introduce tu nombre aquí por favor