El piloto británico aumenta su ventaja a 50 puntos con respecto a Sebastian Vettel. Su victoria se dio por órdenes de Mercedes por lo que hubo drama en el podio, ya que Valtteri Bottas tuvo que ceder su victoria. Sebastian Vettel no pudo alcanzar a las flechas plateadas y tuvo que conformarse con el tercer puesto.

La largada.

GP Rusia
Largada del GP Rusia.
Cortesía: Fórmula 1

Lewis empezó mal el GP Rusia al patinar sus llantas en el arranque de la carrera. Vettel casi lo supera pero, gracias al rebufo de Bottas, consigue salvar su posición. Quien si largó de forma estupenda fue Max Verstappen quien para el término de la primera vuelta ya había escalado 6 posiciones, del 19º al 13º. El próximo piloto de Ferrari, Charles Leclerc, también largó de forma excelsa y se coloco como el “mejor de los mortales” en 5ta posición.

Valtteri logró separarse de Hamilton y Hamilton de Vettel por lo que en la punta todo parecía tranquilo. En una carrera para el olvido, los dos Toro Rossos abandonan en la vuelta 7. Para esa misma vuelta, Verstappen ya había superado a Leclerc para apoderarse a la quinta posición.

Guerra de estrategias.

GP Rusia
Órdenes de equipo en Force India.
Cortesía: Fórmula 1

Después de unas vueltas, la ventana de pit stops se abrió. El primero en la punta en parar fue Valtteri Bottas, después de esto el equipo de Hamilton intentó hacerle un overcut a su compañero de equipo, olvidándose del peligro de Vettel. En una excelente estrategia de Ferrari, Vettel paró en la vuelta 14 para hacerle un undercut a Hamilton. Lewis entró a pits en la vuelta siguiente pero el daño ya estaba hecho. Al salir Hamilton de pits salió a unos escasos metros detrás de Vettel. Sin embargo, para la vuelta 16, una vuelta después, el británico superó a Vettel en una excelente maniobra de carrera. Alargó la frenada para entrar a la cueva 4 y se le metió por el interior al alemán.

Por esta maniobra, Hamilton termina con un blister en su neumático izquierdo. A fin de protegerse de Vettel, Mercedes ordena a Bottas cederle la primera posición a Hamilton. Al mismo tiempo, Checo solicita permiso a su equipo una oportunidad de superar a Magnussen ya que Ocon, quien iba delante de Checo, no podía hacerlo. Force India le permite el movimiento y se da a la caza del danés de Haas. Sin embargo, para la vuelta 38 Checo no podía acercársele por lo que tuvo que regresarle la posición a su compañero Esteban Ocon.

Verstappen seguía haciendo de las suyas ya que se encontraba lidereando la carrera pero con una parada en pits pendiente. Fue hasta la vuelta 43 cuando entró por neumáticos ultrasofts. Termino saliendo detrás de Kimi en la posición número 5. Esta estrategia fue errada de Red Bull ya que Verstappen nunca pudo alcanzar a Räikkönen, tal vez hubiera tenido más posibilidades con llantas hypersofts.

Sombrio podio.

GP Rusia
Nadie celebró en el podio del GP Rusia.
Cortesía: Fórmula 1

El podio del GP Rusia se enmarcó por las caras largas de los tres pilotos. Lewis porque no ganó por méritos propios sino por su equipo. Valtteri por haberle cedido la victoria en un Gran Premio donde había lidereado todo. Y por último, Vettel ya que sabe que ahora sus posibilides del titulo mundial no dependen de él mismo, sino de los resultado de Lewis.

La siguiente parada será en Japón, en el circuito de Suzuka la próxima semana. En este circuito suele tener ventaja Ferrari, pero sí algo nos demostró el Gran Premio de Rusia es que Ferrari ya no tiene el mejor coche de la parrilla en estos momentos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Introduce tu nombre aquí por favor