Parecía una broma muy buena cuando en el 2014 Harley-Davidson anunció al mundo biker que se enfocaría en una nueva tendencia de motos de baja cilindrada, sí, por absurso e irónico que pueda sonar, las frases motores Harley-Davidson y baja cilindrada en conjunto dejarían de ser falacia. La intención era llegar a bikers amateurs y frescos que buscan salir a rodar con una motocicleta ágil para el uso diario citadino; sin dejar de lado el estilo impetuoso que caracteriza tanto a las Milwaukeers.

Fue así como la línea Street salió a la luz para unirse a sus hermanas de mayor cilindrada. En versiones de 750 c.c. y 500 c.c. -esta última no llegó a México- ambas integrando el eficiente motor bicilíndrico Revolution X con transmisión de seis velocidades y enfriado por líquido. Con esta nueva línea, Harley-Davidson estaba decidida a romper con el tabú de ver a sus 883 c.c. como las bebés de la casa.

Harley-Davidson Street 750, Fuente: Pinterest

La 750 malvada, la Street Rod

Debido al éxito del fresco mercado que H-D captó con la Street 750, para este año introdujo a la gemela malvada de su 750, la Street Rod.

Esta 750 de alma Dark Custom presenta:

  • frenos de doble disco con pinzas de doble pistón y ABS de serie;
  • manillar recto tipo Drag;
  • tubos de escape más gruesos y recortados para crear un rugido más ronco;
  • un incremento de 20% en potencia alcanzando los 64 HP;
  • y un incremento de 10% en torque, llegando a 65 Nm con respecto a la Street 750.
Motor High Output Revolution X

Es de resaltar su nuevo motor High Output Revolution X, que le permite alcanzar un régimen en el tacómetro de hasta 9,000 rpm (revoluciones por minuto). ¡Esto coloca a la Street Rod a 500 c.c. de convertirse en una V-Rod!.

Además, incorpora nuevos amortiguadores traseros y un basculante más largo. Estos mejoran sustancialmente la sensación dinámica al rodar y que hacen mancuerna con la mejora de las prestaciones.

Harley-Davidson Street Rod

En breve tendremos la prueba de la Street Rod. ¡Sigue al pendiente de 2 Ruedas!

Deja un comentario