28de mayo de 1983, el alemán Stefan Bellof, impone un récord casi imbatible en el circuito norte de Nürburgring. Donde marcó un tiempo de 6:11.13, fue impuesto en las 24 horas del infierno verde de ese año. El cual, ningún auto había podido ser capaz de romperlo, hasta ahora. Porsche, tri-campeón del campeonato mundial de resistencia (2015, 2016 y 2017), junto con el piloto Timo Bernhard, lograron un resultado impresionante.

Una muy larga espera

Tefan Bellof en 1983.

Pasaron nada más y nada menos que 35 años y 11 días para que ese histórico récord impuesto de igual forma en un Porsche, pudiera romperse. La máquina: el potente Porsche Rothams 956 C del campeonato de resistencia de 1983. Con una potencia de 620 HP, mantuvo una velocidad promedio en todo el circuito de más de 200Km/h. Un resultado muy difícil, debido a la dificultad de ls curvas del infierno verde y a lo engañoso que este mismo puede ser. El piloto, como se mencionó antes, fue el alemán nacido en Gießen, Stefan Bellof. Quien desgraciadamente perdió la vida en un accidente automovilístico en el circuito de Spa, Bélgica, el 1 de septiembre de 1985.

 

 

Demonio sin restricciones.

Para poder romper este récord, fueron necesarias muchas mejoras sobre el Porsche 919 Hybrid que ya no eran requeridas para el récord. Entre ellas estuvieron la eliminación de las luces delanteras, el sistema de aire acondicionado, el alerón trasero además de ser más grande, se le incorporó un sistema de aerodinámica activa, entre otras cosas menores. En total, se redujeron 39 kilos de peso, y con una carga aerodinámica mayor. El auto volaba en las curvas y en las rectas. Por otro lado, el motor también sufrió grandes modificaciones. El potente V4 turbo de 2 litros, pasó de producir 500 HP a 720 HP, un cambio de poder muy significante. También, sus motores eléctricos tuvieron un aumento de potencia, mas o menos en un 20% del original. ¡Dándonos un resultado de 1,160 HP con un peso de 849 kilos!

Claramente el récord se rompió, pero con la enorme diferencia de casi un minuto. Parando el reloj a los 5:19.6. Una marca que esperamos no dure tanto como la de Bellof. Y que; Porsche o cualquier otra marca, se animen a intentar batir el récord.

Deja un comentario