Novedosa, útil, innovadora, eficiente, fiable… son solo algunos de los abundantes adjetivos de excelente reputación que caracterizan a Honda en toda su gama de productos, desde podadoras para el jardín hasta autos superdeportivos como el Acura NSX.

CBR 600 RR con historial dorado en las pistas

En el caso de sus motocicletas, sin dudarlo ha dejado huella en el rumbo del mundo de dos ruedas. Sobre todo en la pista, en donde la CBR 600 RR  es por excelencia una las motocicletas más versátiles y sorprendentes de las competencias.

Esta moto marcó la historia del MotoGP contemporáneo y ha trascendido a lo largo de sus 30 años de presencia. Ha sido capaz de conseguir  siete campeonatos mundiales consecutivos, otorgándole a la marca del ala dorada el privilegio de ser colocada en un altar de éxito del circuito. A su vez, se cataloga a la CBR 600 RR  como la deportiva de cajón de cualquier motorista apasionado de las competencias.

Honda CBR 600 RR

Una deportiva que te deja una sensación diferente

Destaca por su grandiosa maniobrabilidad; su aceleración contundente e instantánea; por ser briosa en su potencia a cualquier régimen del tacómetro; y su facilidad de manejo inclusive en ciudad. Esto último es debido a una suspensión bastante suave -detalle extravagante en motocicletas de este segmento- que absorbe muy bien y con fluidez los impactos e irregularidades del suelo. Todo lo anterior le da un comportamiento que hace pensar que se está conduciendo una moto doble propósito más que una deportiva.

Además, puede tomar muy fuerte las curvas, incluso frenando, con certeza y sin riesgos gracias a que desde el 2009 incorpora un sistema C-ABS (en la versión RA); el primer sistema ABS combinado ofrecido en una motocicleta del segmento de pista.

Todo esto es posible gracias a su fino motor de cuatro cilindros en línea de 16 válvulas, enfriado por líquido, de 599 c.c. Este produce una potencia máxima de 118 HP a 13,500 rpm y un par de 66 Nm a 11,000 rpm.

El motor está acoplado a una transmisión de seis velocidades, con trasmisión de potencia al eje trasero por cadena. Haciendo notar toda esa voraz potencia a través del penetrante sonido del tubo de escape; colocado muy distinguidamente en la parte inferior del asiento del pasajero. Este le otorga ese look trasero tan sobresaliente que muy pocas motocicletas de pista logran conservar.

¡Muy próximamente en 2 Ruedas tendrás la prueba de la Honda CBR 600 RR, síguenos!

Deja un comentario