Pagani, sinónimo de belleza y velocidad. Fundada en 1992 por Horacio Pagani, quién ha creado un legado de alto prestigio que será muy difícil de igualar. Lograron estilizar aún más su aclamado modelo Huayra. Convirtiéndolo en uno de los descapotables más cotizados del mercado. Horacio afirma que el Huayra Roadster ha sido el proyecto más complicado que han enfrentado.

Especificaciones

El bólido ha sido puesto en una dieta rigurosa, ahora pesa solamente 1,280 kg. Esto se ha podido lograr gracias a que está compuesto de un monocasco hecho de carbono-titanio, y con marcos delanteros y traseros compuestos de acero cromo vanadio. Es impulsado por un motor biturbo de 12 cilindros en V de 6 litros Mercedes-Benz AMG, el cual es capaz de desarrollar 764 HP. Este poder será transmitido al eje trasero por medio de una caja de velocidades automática de 7 cambios, distribuido por un diferencial electrónico. 

 

Motor del Huayra roadster
Cortesía: Pagani

Para detener a este bólido, Pagani hizo un convenio con Brembo. La famosa fabricante de frenos deportivos, equipo con 4 discos de freno carbocerámicos ventilados.

Diseño

Las metas del proyecto eran simples. Crear un Roadster más ligero que su versión coupé. La versión Roadster del Huayra pesa 80 kg menos que el convencional, conservando el estilo y la calidad del mismo. Comenzó su desarrollo en 2010, en donde cada pequeño detalle del auto ha sido pensado y fabricado por una razón. Como anteriormente se mencionó, está hecho de carbono-titanio, combinando este material con carbo-triax HP52. Estos se consideran materiales más avanzados que los utilizados en la Fórmula 1.

“TODO DEBE SER ÚNICO, COMO UN AUTOMÓVIL HECHO
DE UN BLOQUE DE MÁRMOL DE CARRARA”      -Horacio Pagani

El esfuerzo de la marca por la creación de este auto es incomparable. Horacio menciona que es un proyecto totalmente nuevo, que casi no hay componentes del Huayra coupé. Tanto esmero por esta pieza de arte automotriz le otorga un valor de 2.4 millones de dólares y una producción de tan solo 100 unidades.

Deja un comentario