Hyundai Motor Company y Kia Motors Corporation anuncian que han desarrollado el primer sistema de transmisión inteligente conectada o ICT. Este sistema permitirá que el vehículo cambie automáticamente a una marcha óptima después de identificar las condiciones de la carretera y el tráfico.

Sorprendentemente innovador

Ambas marcas del Hyundai Motor Group planean aplicar la tecnología en vehículos futuros. Durante el desarrollo del sistema, las compañías presentaron cerca de 40 patentes en Corea del Sur y en el extranjero. Este sistema utiliza un software inteligente en la Unidad de Control de Transmisión (TCU) que recopila e interpreta la información en tiempo real. Se sirve de las tecnologías como la navegación 3D, las cámaras y los radares para un control de crucero inteligente. La navegación 3D incluye elevación, curvatura y una variedad de eventos de la carretera, así como las condiciones actuales del tráfico. El radar detecta la velocidad y la distancia entre el vehículo y los demás. Por último, una cámara con mira hacia adelante que proporciona información sobre el carril.

Ejemplos de uso

Utilizando todas estas entradas, la TCU predice el escenario de cambios óptimo en tiempo real, a través de un algoritmo de inteligencia artificial. Por ejemplo, cuando se espera una desaceleración relativamente larga y el radar no detecta irregularidades de velocidad con el auto de adelante, el embrague de la transmisión cambiará temporalmente al modo neutral para mejorar la eficiencia del combustible.

Asimismo, cuando se realizaron pruebas en una carretera muy curva, la frecuencia de los cambios en las curvas se redujo en aproximadamente un 43%. En consecuencia, el sistema también redujo el uso del freno en aproximadamente un 11%, minimizando así la fatiga de conducción y el desgaste del freno.

Cuando se necesite una aceleración rápida para ingresar a una vía rápida, el modo de conducción cambiará automáticamente al modo deportivo, facilitando la incorporación a la vía. Después de adaptarse al tráfico, el vehículo regresará automáticamente a su modo original. Además, los frenos del motor se aplicarán automáticamente con solo soltar el acelerador. El radar frontal detectará los cambios con el vehículo delantero para ajustar automáticamente el engranaje de transmisión apropiado, lo que mejorará la calidad de conducción.

Transmisión inteligente
Cortesía: Hyundai

En camino a la conducción autónoma

El sistema está en línea con la tecnología autónoma que se desarrolla día a día. Además, proporcionará una mayor eficiencia de combustible y una experiencia de conducción estable. Todo esto al ofrecer un rendimiento mejorado en carretera y en tráfico en tiempo real.

“Los vehículos están evolucionando más allá de los dispositivos de movilidad simples en soluciones de movilidad inteligente. Incluso, un área tradicional del vehículo, como el tren motriz, se está convirtiendo en una tecnología de alta tecnología optimizada para la movilidad inteligente. Esto a través de los esfuerzos para integrar las tecnologías de inteligencia artificial y TIC“.

Byeong Wook Jeon, Jefe del Laboratorio de Investigación de Control de Transmisión Inteligente

Deja un comentario