En los años 90 McLaren creó el F1, un auto insuperable en su época y sólo los mayores avances tecnológicos pudieron lidiar con él. Mantuvo su récord de velocidad de 386.4 Km/h por más de 10 años hasta que fue superado por el Koeniggseg CCR. Pero McLaren vuelve a sorprendernos con un modelo que desafía las barreras de la ingeniería, el P1.

Tecnología al límite

Tren Motriz McLaren P1.
Cortesía McLaren.

Al igual que sus principales rivales, el Porsche 918 y el Ferrari LaFerrari, el P1 cuenta con tecnología híbrida de competición que viene inspirada en la Fórmula 1. Su motor eléctrico genera 179 HP lo cual es suficiente para un auto de calle convencional pero McLaren quizo complementar esa cifra razonable con un motor Bi-turbo V8 de 3.8L que produce 737Hp. Lo cual nos da un resultado de ¡916 HP con 900 Nm de par!

A 250Km/h, el P1 genera una fuerza de arrastre mayor a su peso, por lo que debe mover el alerón trasero a una posición paralela al suelo, de lo contrario rompería la suspensión.

Como en las pistas

McLaren P1 en calle.
Cortesía McLaren.

Gracias a sus llamativas prestaciones, el P1 es capaz de acelerar de 0-100 Km/h en tan sólo 2.9 segundos en tan sólo 30.2 metros con una fuerza de 3.5G. Así mismo, si vas a 300 Km/h y quieres parar en seco lograrás hacerlo en 6.4 segundos recorriendo solamente 246 metros pero teniendo una fuerza de 5G. Esto sólo es comparable con autos de competición. Estas cortas distancias de frenado se logran gracias a sus enormes frenos de disco carbocerámicos ventilados que se encuentran en cada rueda.

Esta bella pieza de ingeniería tiene un número muy limitado de producción: 375 unidades que se agotaron desde hace 3 años. El costo promedio del McLaren P1 en una subasta ronda los 1.2 millones de dólares.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Introduce tu nombre aquí por favor