De primera vista, pareciera que es un Hot Wheels a gran escala. Sin embargo, este es el primer hiperauto mexicano. ¡Sí, mexicano! Presentado en diciembre del 2015, es un automóvil de iniciativa y diseño mexicano, italiano y estadounidense. Construido con materiales especiales, un motor muy poderoso, y un rendimiento jamás antes visto, el Inferno Exotic Car puede llegar a producir 1,400 HP (caballos de fuerza). ¿Podrá ser la competencia directa de los Koeniggseg, McLaren, y Pagani?

Diseño extremo. Fotos: infernoexoticcar.com y instagram.com/INFERNOAUTOMOBILI/

Metal Foam, material deformable

El diseño del automóvil fue hecho por Antonio Ferraioli. Es un importante diseñador de autos italianos, que participó en proyectos de Lamborghini como: Veneno, Aventador SV, Asterion, Gallardo Super Trofeo, Reventon, entre otros. Más allá de la carrocería futurista y extrema, la ingeniería puesta en su desarrollo es increíble.

Rasgos de Lamborghini por donde quiera.

Crearon una aleación de zinc, aluminio y plata que es deformable y menos pesada que las carrocerías de acero convencional. La densidad de una carrocería así es de 7.6 g/cm3, mientras que es de4.6 g/cmla del Metal Foam.

Una de las cualidades increíbles de este material es que se puede estirar hasta 100 veces su tamaño original, sin que esto afecte sus propiedades originales. Esto permite que el auto tenga menos peso, mejor consumo de combustible y mayor seguridad.

El Metal Foam es el principal componente de la carrocería.

Inferno Exotic Car: un hiperauto real

Hasta el momento, no hay mucha información disponible acerca de esta bestia. Sin embargo, se sabe que contará con un motor V8 capaz de producir 1,400 HP. Una aceleración de 0 a 100 km/h en menos de 3 segundos y velocidad tope de 395 km/h. Su producción se hará en Italia, y aún no está definido su precio. Sin embargo, se rumora que ya se vendieron algunas unidades en un exhorbitante precio de 2.1 millones de dólares.

A pesar de esto, no hay información oficial aún sobre su producción o la venta de este deportivo estilo Hot Wheels. Habrá que ver en los próximos meses si esto sigue en pie. De ser así, marcaría un parteaguas en los hipercarros y en los automóviles mexicanos. Si algún día los rebasa un auto como sacado de un videojuego, sabrán que es mexicano.

Deja un comentario