El dinero puede comprar muchas cosas, entre ellas, autos que valen más de 25 millones de pesos. Pero lo que no puede comprar, es la habilidad de saberlos manejar. Tal fue el caso del Koenigsegg CCX Custom Vision que fue chocado en el 2014 en una carretera de Tamaulipas. El resultado fue… aterrador.

Pérdida total

Antes que nada, es grandioso saber que el ocupante que chocó, salió vivo del accidente. Tuvo mucha suerte al sobrevivir a tan aparatoso accidente, debido a la velocidad a la que iba y por cómo quedó el auto tras el acontecimiento.

Tras investigaciones y peritaje, se llegó a la conclusión que el auto iba a más de 300 Km/h en carretera cuando perdió el control. Terminó en el centro de la carretera, por suerte no hubo más involucrados en accidente más que el Koenigsegg de 25 millones de pesos. Por otro lado, el auto no tiene reparación, todo el frente quedó destruido y sería una tontería intentar armarlo de nuevo. El auto sería sumamente inseguro por todas las deformaciones que sufrió. Volver a mandar a hacer las piezas y ensamblarlas en este tipo de autos, no es nada barato…

Deja un comentario