En 2015, en el famoso salón de Ginebra, se presentó la última y más innovadora creación de Christian von Koenigsegg, el Regera. Su nombre en sueco significa para reinar o gobernar. Algo que, describe muy bien a este auto, ya que, posiblemente reine las calles por un largo tiempo.

 ¿Un auto sin transmisión?

Todos conocemos la receta para fabricar un hiperdeportivo: mucha potencia, poco peso, fibra de carbono, etc. ¿Y el resultado? Un auto con un valor de seis ceros y capaz de superar los 350 km/h. Pero Christian, pensó fuera de la caja, logrando crear algo jamás antes visto.  Esto se lleva a cabo con el nuevo sistema creado por Christian, llamado Koenigsegg Direct Drive (KDD).

 

Un auto de alto rendimiento sin la necesidad de tener una caja de velocidades.

Tren Motriz del Regera Cortesía: Koenigsegg

El torque del motor a combustión se transmite por medio de tres motores eléctricos, que  aparte de darle mucha más potencia al auto, le otorgan la fuerza necesaria para mover las ruedas traseras. Esto se logra mediante un embrague de deslizamiento junto con un acoplamiento hidráulico para convertir el torque en aceleración rápida y altas velocidades. Esta tecnología permite que el motor de combustión gane revoluciones y potencia, obteniendo la sensación de una marcha tradicional.

 

Funcionamiento del tren motriz Cortesía:Koenigsegg

Altas prestaciones

Al igual que sus hermanos mayores, el Regera es alimentado por un motor de V8 de 5.0 litros. Este ha sido diseñado de una forma compacta, haciendo al Regera un auto muy ligero, ágil y más eficiente. Añadiendo los 900 HP que produce a los 600 HP de los motores eléctricos, nos da un bólido de 1,500 HP. Los motores eléctricos son alimentados por una batería de 800 volts. Primera en su tipo, en un auto comercial. Koenigsegg menciona que esta batería sólo es comparable con las actuales de Fórmula 1. La marca presume que su motor produce la mayor potencia por litro en el mundo (220 HP).

El bello automóvil costará 2.5 millones de dólares y estará limitado a 80 unidades a nivel mundial.

Deja un comentario