La pelea entre fabricantes de la industria automotriz por hacerse del título del mejor en algún rubro siempre ha existido. Una muy clásica es la de conseguir el automotor más veloz de la faz de la tierra. El caso de dos ruedas no es la excepción.

A mediados de la década de los 90, Kawasaki tenía el título de la motocicleta de producción más rápida con su Kawasaki Ninja ZX11. Podía alcanzar la velocidad punta de 281.6 Km/h.

Al mismo tiempo, Honda -que con su destacada facilidad de llegar al éxito en sus motocicletas de pista– se enfocaba en truncar a Kawasaki. Fue así que en 1997 consiguió el record de la motocicleta de producción más rápida del mundo con su CBR 1100 XX Super Blackbird. Esta alcanzaba los 287.3 Km/h. Aunque solo estaba ligeramente por encima de la Ninja ZX11, Honda mantuvo la hegemonía en cuanto a velocidad de punta.

Así continuó, hasta que en 1999 -de manera sorpresiva e inesperada- Suzuki, como respuesta para batir tal record de velocidad, creó la GSX-R 1300 Hayabusa. Esta consiguió llegar a los impensables 312 Km/h; hazaña lograda gracias a su motor de 1,299 c.c. de cuatro cilindros en línea, refrigerado por líquido, de cuatro válvulas por cilindro. Este entregaba 173.6 HP a 7,000 rpm y un par de 117.7 Nm (86.8 lb ft) en casi todo el régimen del tacómetro. Este modelo permaneció prácticamente sin modificación alguna hasta el año 2008; cuando su muy buena reputación la llevó a llamarse simplemente Hayabusa.

La leyenda de Suzuki se renueva

Se actualizó para alcanzar nuevos niveles de desempeño y mayor suavidad de conducción. Como un incremento hasta los 1,340 c.c. en el motor, que la dotaron de más potencia -hasta los 197 HP a 9,500 rpm- mayor par y con una curva de utilización más amplia a lo largo del tacómetro. Presentando una mejor relación peso-potencia y menores emisiones. Por si fuera poco, se le dotó de un diferente carenado con mejores líneas que le otorgaban una mejor aerodinámica. Todo esto hace de este halcón peregrino de dos ruedas el auténtico monarca del segmento hypersport.

2008 Suzuki Hayabusa, Fuente Motorcycle USA

Actualmente la Hayabusa ha sufrido muy pocos cambios, meramente estéticos, que la mantienen  a la vanguardia. Paralelamente, conserva la línea clásica que la distingue sobre cualquier otra Suzuki como la icónica motocicleta más rápida del mundo. Por cuestiones de seguridad se encuentra limitada a una velocidad máxima de 299 Km/h.

Como detalle curioso, se rumora que para este año Suzuki planea sacar a la venta la Hayabusa Turbo. Esta podría incorporar un motor de 1,400 c.c. con el que superaría los 360 km/h. En definitiva, es la motocicleta predilecta para ser el némesis de la bestial Kawasaki H2R.

2015 Kawasaki H2R

Sigue al pendiente de 2 Ruedas para saber más sobre la Hayabusa Turbo; y ¡espera la prueba de manejo de la motocicleta más rápida del mundo!

Deja un comentario