La semana pasada, Porsche nos mostró uno de sus autos más atrevidos desde el Taycan. Desarrollado en conmemoración de un icónico auto de competencia de los años 80, el 935/78 de Le Mans. Curiosamente fue apodado el “Moby Dick” como referencia a la ballena del cuento de 1851 de Herman Melville.

El original.

Un curioso apodo, ¿Cierto? Es extraño que un auto de carreras sea apodado como una ballena, el animal más pesado conocido en la actualidad por el hombre. Pero, este nombre no fue puesto por el peso del auto, sino por su alerón. Para muchos parece la cola de este colosal e imponente animal. Pero en fin, pasando a la historia real del auto. Solamente compitió por 4 años (1976-1981) como parte de la escudería de Porsche sin tener un resultado ganador, principalmente por su pequeño contenedor de combustible. Lo que hizo que este auto pasara a ser legendario es su impresionante velocidad. Capaz de superar los 365 km/h¡Hace ya casi 40 años! En la actualidad los autos de la categoría LMP1 de el World Endurance Championship tienen un tope de velocidad parecido. Los alemanes siempre nos han sorprendido con la alta capacidad que pueden crear autos.

Porsche 935/78.
Cortesía Porsche.

Vaya que fue un cambio.

El “nuevo” Porsche 935 luce cambios sumamente notorios tanto físicos como mecánicos. En su exterior puede notarse una forma mucho más aerodinámica y elementos de tecnología de unta del siglo XXI, como lo son sus luces traseras en el alerón. Mecánicamente, tiene un monstruo bajo el capó. Tiene equipado un motor bóxer turbo de 3.8 litros que produce la bestial cantidad de, ¡700 caballos! Integrado con la famosa transmisión PDK distintiva de Porsche. Estos dos elementos vitales en el auto hacen que vuele por las pistas haciéndolo aún más especial.

De esta nueva versión del 935 se fabricarán solamente 77 unidades. Con un costo de 750,000 euros, más de 20 millones de pesos. Creemos que es una cifra adecuada para tan especial vehículo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Introduce tu nombre aquí por favor