Los desastres naturales pueden ocurrir en cualquier momento, por lo que Land Rover y la Cruz Roja se han aliado para auxiliar a personas en áreas remotas, así como a prepararse para situaciones de devastación.

Lo humano es primero.

Land Rover financia un proyecto de protocolos con medidas de prevención comunitaria en el estado de Chiapas. Este apunta a apoyar a 55,000 personas en comunidades vulnerables. En los últimos dos años, la Cruz Roja Mexicana ha recorrido más de 23,000 km para llegar a estas comunidades aisladas.

Después del terremoto del 19 de septiembre, la Cruz Roja Mexicana logró movilizar a 1,200 especialistas en búsqueda y rescate. Así como a 31,000 voluntarios para auxiliar los esfuerzos de recuperación. Brindó alivio y respuesta a más de un millón de personas.

A través de nuestra asociación con la Cruz Roja, nos comprometemos a brindar apoyo a comunidades aisladas como las de la región de Chiapas en México. La tecnología y la capacidad con la que cuentan los vehículos Land Rover les permite acceder a las personas más aisladas que se encuentran en algunos de los terrenos más complejos del mundo. Chris Thorp, Director de Negocios Responsables de Jaguar Land Rover

Jessica Lara, coordinadora del programa en Chiapas, nos comentó que trabajar en comunidades remotas puede ser todo un desafío. Trabajan con muchas personas de diferentes culturas y tienen que ganarse su confianza. Nos dijo que el terremoto de septiembre les permitió ingresar a estas comunidades. Ahora, ellos confían en el equipo y entienden que sus comunidades están expuestas a los desastres que pueden ocurrir en cualquier momento.

Land Rover ha trabajado en colaboración con la Cruz Roja durante más de 60 años. Desde 2013, la asociación ha recaudado más de $12.8 millones de dólares para personas necesitadas, financiando 18 proyectos humanitarios en 25 países.

Land Rover & Cruz Roja | Programa Chiapas México

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Introduce tu nombre aquí por favor