El pasado 1º de Mayo se conmemoró el 23° aniversario luctuoso del piloto más admirado y querido de la Formula 1. En este artículo platicaremos quién fue Ayrton Senna y por qué es recordado con tanto cariño.

Donde todo comenzó

Ayrton Senna
Foto: Cortesía Motorsport.com

Ayrton Senna da Silva nació un 21 de Marzo de 1960 en Sao Paulo, Brasil, dentro de una familia acomodada. Su pasión por el automovilismo empezó a muy corta edad. Con tan solo cuatro años, se enamoró del kartismo. A los 13 años comenzó a correr profesionalmente y ocho años después ya competía en la F4 británica. En 1984 logró su sueño y debutó en Fórmula 1 con la escudería Toleman.

Después de alcanzar el tope de rendimiento de su equipo, decidió moverse a Lotus en 1985. Tras 3 años en la escudería, con 16 poles y 6 victorias, emprendió el vuelo hacia McLaren. Empezó en 1983 y se mantuvo por 6 temporadas alcanzando 35 victorias y 3 campeonatos mundiales.

Nunca conocerás el sentimiento de un conductor al ganar una carrera. El casco esconde sentimientos que no se pueden entender.

El archienemigo

Ayrton Senna
Foto: Cortesía CNN

En la temporada de 1988 superó a su co-equipero Alain Prost en 8 de las 16 carreras del campeonato. Esto le valió el titulo mundial así como el inicio de una de las más grandes contiendas de la historia de la Fórmula 1.

Para el campeonato de 1989, Prost no se tentó el corazón y sacó de la pista a Ayrton en el Gran Premio de Japón. En 1990, Senna le devolvió el favor y sacó al Ferrari de Prost en la primera vuelta del Gran Premio de Japón nuevamente. Ya para 1991, el dominio de Senna se había asentado, por lo que ganó su tercer título por un amplio margen.

Más que un piloto

Ayrton Senna
Foto: Cortesía Fórmula 1

A ningún aficionado de la Fórmula 1 le queda duda que el talento natural de Senna era extraordinario. Sin embargo, esto no lo llevó a ser leyenda. Su gran pasión de vencerse a sí mismo una y otra vez fue lo que enamoró a cada espectador. También su gran elocuencia y sabiduría que imprimía en cada rueda de prensa era magnífica, por lo que es el piloto más citado en su época y en la actualidad.

“Seas quien seas, no importa la posición social que tengas, rica o pobre, muestra siempre una gran determinación y siempre haz todo con mucho amor y fe profunda en Dios. Un día alcanzarás tu meta”

Asimismo, una leyenda es aquel que sobresale no solo en su ámbito profesional. Ayrton fue un gran filántropo: inició una fundación que apoya a niños de escasos recursos en Brasil. Al tiempo de su muerte se calculó que sus donaciones alcanzaban los 400 millones de dólares.

Para 1994, decidió cambiarse a la escudería Williams. El 1º de mayo de ese año, en el Gran Premio de San Marino, sobre su Williams ganador, su auto inexplicablemente se salió de control y se impactó contra una valla de concreto, quitándole la vida al más grande piloto de todos los tiempos.

Si una persona no tiene sueños, no tiene razón de vivir. Soñar es necesario aún cuando el sueño va más allá de la realidad, para mí soñar es uno de los principios de la vida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Introduce tu nombre aquí por favor