El dinero puede comprar muchas cosas, y una de ellas es el nuevo Porsche 911 GT2 RS Clubsport. Una unidad especialmente diseñada para las pistas. Tan bello por dentro y por fuera, cuando te sientas en él, lo único que importa es correr al máximo y sentirte como un verdadero corredor de WEC o de la Fórmula 1.

Potente y ligero, la combinación perfecta.

Vista frontal del 911 GT2 RS Clubsport.
Cortesía: Porsche.

Aparte de ser uno de los autos con la decoración más impactante que Porsche nos ha presentado en los últimos años, tenemos una ingeniería de nivel alemán, es decir casi perfecta. El motor turbo bóxer de 6 cilindros de 3.8 Litros, produce 700 caballos que van directos al eje trasero. Y, al igual que la mayoría de todos los autos de la firma alemana, el GT2 RS Clubsport tiene la famosa transmisión de doble embargue PDK.

Combinando muchas prestaciones con el mínimo peso que tiene, nos da como resultado un cohete en las pistas. Está específicamente diseñado para 1 ocupante, como un buen GT. Sumando a esto, el interior no es como el de un Porsche convencional, bueno, salvo la palanca de velocidades. Está acondicionado como si fuera a competir en alguna carrera. Indicadores de carreras, volante de carreras, asiento de carreras y jaula de seguridad están presentes en el modo más deportivo que Porsche nos puede entregar.

Interior del 911 GT2 RS Clubsport.
Cortesía: Porsche.

Asistido a tu gusto.

Como todo buen auto de la actualidad, el 911 GT2 RS Clubsport también está lleno de asistencias y controles electrónicos. Tales como: Control de estabilidad, de tracción, anti vuelco, etc. También como buen auto deportivo, estos pueden ser desactivados y activados manual o automáticamente. Si te sientes capaz de domar a este caballo de 700 caballos de Stuttgart, entonces deberás desactivar al menos el control de tracción. Si quieres marcar el mejor tiempo posible en la pista, será conveniente que tengas todo activado, dejando así a la computadora Cosworth ayudarte con el trabajo.

Por cierto, esta unidad será sumamente exclusiva. Limitada a 200 unidades y especialmente para los clientes más fieles de Porsche. ¿Su precio? Se espera al menos 1 millón y medio de dólares.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Introduce tu nombre aquí por favor