El día de hoy, Mazda de Norte America acaba de firmar y entregar una petición al Departamento de Comercio de los Estados Unidos para desestimar los aranceles a las importaciones de la industria automotriz.

En nombre de 32,000 personas.

Ese es el número de estadounidenses que dependen de Mazda. Mazda sumó comentarios acerca de la investigación en curso del Departamento de Comercio de si la importación de auto partes es un posible riesgo de seguridad nacional. Dicha investigación puede resultar en la imposición de un arancel del 25%. Este nuevo impuesto será pagado por los consumidores estadounidenses, en palabras de Mazda. Asimismo, la marca japonesa remarcó que este arancel incrementará significativamente los costos de todos los vehículos nuevos vendidos en Estado Unidos sin importar en donde sean construidos. Mazda está construyendo una nueva planta en Huntsville, Alabama, por lo que urge al Departamento de Comercio rechazar la premisa de que la importación de autos es una amenaza a la seguridad nacional de Estados Unidos.

Mazda y otros fabricantes automotores se han unido al llamado para evitar la imposición de estos aranceles. Solo queda esperar que el gobierno estadounidense tome en cuenta los comentarios de los fabricantes para no tomar una decisión que afecte a toda esta industria en Norteamérica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Introduce tu nombre aquí por favor