Parece una nave espacial, ¿cierto? Este es el nuevo contendiente que McLaren ha presentado para competir en la categoría GT para 2019. El 720S es el mejor auto “convencional” que ha creado McLaren a lo largo de su historia. Ahora obtiene la variante de competición; solo esperamos que sea tan bueno en las pistas como lo es en las calles.

Que no sea como en Fórmula 1, por favor.

Vista lateral del McLaren 720S GT3.
Cortesía: McLaren.

Tras la terrible época que la firma británica ha tenido en la máxima categoría, nos preocupa que este nuevo proyecto siga esos terribles pasos. No queremos ver a tan bello auto teniendo problemas de motor carrera tras carrera. Pero en fin, no lo sabremos hasta que llegue el siguiente campeonato. Por lo tanto, hablaremos sobre su diseño que nos ha impactado. Tanto como cualquier otro auto que McLaren presentará desde 2010.

Ha sido rediseñado casi por completo. Cuenta con más fibra de carbono que la versión de calle, para ahorrar peso y tener mayor estabilidad en las curvas. Característica que servirá para exprimir hasta la última centésima. Dentro de las mejoras más notorias están: el alerón trasero con montura superior, para así aprovechar la máxima downforce que este produce; el difusor trasero, que ha sido agrandado considerablemente; el splitter delantero alargado, con el mismo objetivo de jugar con el aire. Por último, ha sido ensanchado para así tener mucho mayor agarre contra el suelo.

Aún no se confirman especificaciones detalladas, pero sí sabemos que es alimentado por el motor V8 twin-turbo M840T que producirá los caballos de fuerza limitados por la categoría de la FIA. Como podemos apreciar, la aerodinámica juega un papel mucho más importante que la pura potencia para ganar carreras y conseguir la victoria.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Introduce tu nombre aquí por favor