Tras la presentación del nuevo contendiente de McLaren, el 720S GT3. La firma inglesa ha decidido estrenar el año con estilo, rindiendo tributo al F1 GTR, un legendario auto que hizo historia en las pistas, especialmente en la carrera de Suzuka, Japón.

Pero, ¿Porqué rosa?

En 1996, el McLaren F1 era el auto reinante de la categoría GT500, donde destrozó a su competencia en el famoso circuito de Suzuka, en el Japan Grand Touring Championship (JGTC).

Victoria que logró con un polémico color rosado, siendo patrocinado por Lark. Tras tal importante victoria, McLaren quiere que la fórmula rosa que le sirvió hace 23 años, le traiga suerte en las 10 Horas de Suzuka de este año. Anteriormente fue presentado el 720S GT3 en un color naranja papaya con azul. Muy parecido al auto de F1 de los últimos años. Tal y como fue presentado, es como se verá a lo largo de todo el World Endurance Championship (WEC) de 2019. Salvo este evento conmemorativo para la firma inglesa en Japón, donde llevará este livery muy excéntrico.

Vista trasera del McLaren 720S GT3 rosa. Cortesía: McLaren.

Un poco más sobre el 720S GT3

McLaren no ha revelado o confirmado ninguna especificación de prestaciones sobre el 720S GT3. Pero, sí presume que ha sido sometido a los más altos estándares de calidad, confiabilidad y resistencia. Entregando el mejor rendimiento en todo momento, incluso hasta 36 horas sin parar. Esto fue la mayor exigencia que se le puedo someter. El principal elemento que evaluaron fue el motor, para que no presente ninguna falla durante una carrera. Algo que no les ha salido del todo bien en la Fórmula 1. En fin, esperemos que al 720S GT3 tenga un mejor año que el monoplaza de la máxima categoría.

McLaren 720s GT3 en prueba.Cortesía: McLaren.

Deja un comentario