El sucesor del legendario McLaren F1 está en su etapa final de pruebas. Una de ellas es la de velocidad máxima, donde fue probado más de 30 veces. En todas y cada una de ellas el resultado fue exitoso, llegando a los 405 km/h. Un resultado prometedor y gratificante para la firma inglesa, pero aún así no es algo que nos emocione. Recordemos que los híper autos artesanales como Bugatti, Koenigsegg o Hennessey, están cerca de romper la barrera de los 500 km/h.

Demasiado prometedor

Cuando fue presentado internacionalmente este auto, esperábamos ver el regreso del McLaren reinante del mundo automotriz de los años 80 y 90. Con esa carrocería pensada estrictamente para ser un Streamliner, incluyendo los “espejos retrovisores” retráctiles y la parte trasera alargada para lograr obtener un menor coeficiente de arrastre. Pero ha decir verdad, nos hubiera encantado ver al Speedtail con velocidades tope mayores a los 450 km/h.

En fin, aunque nos haya decepcionado un poco, eso no lo desamerita de ser un auto abrumador y de excelentes prestaciones. Impulsado por un tren motriz híbrido, la parte a gasolina es una variante modificada del motor del 720S, un V8 bi turbo de 4.0 Litros. La parte eléctrica le proporciona un poco más de potencia, pero sy enfoque principal es ayudar al motor en revoluciones bajas a producir un mayor torque que le permita salir con mayor velocidad de las curvas. Juntos producen un total de 1,035 caballos de fuerza.

¡Hasta ahora es el McLaren más potente producido!

Aerodinámica superior

Tan solo con verlo (hasta por cualquier aficionado) se nota totalmente diferente a un auto súper deportivo común. En lugar de estar lleno de conductos de aire que redirigen al mismo hacia puntos estratégicos o para generar downforce, el Speedtail está diseñado para pasar como una gota de agua a través del viento. Cabe mencionar que la forma de una gota es la que menor fuerza de arrastre produce en la naturaleza. Por ello, McLaren ha intentado hacer la famosa biomimesis (adaptar elementos de la naturaleza a la tecnología) y así llegar al resultado de la carrocería tan excéntrica que lo representa.

Y sí, si esperabas que el Speedtail tuviera 3 asientos al igual que el F1, estuviste en lo correcto. Hemos regresado a la era en la que el piloto se encuentra en el medio del auto.

Deja un comentario