El siguiente en la lista para ser su tan esperada aparición fue el completamente nuevo Lincoln Corsair. Lincoln, aquella marca americana, cansada, aseñorada y aburrida de lujo, ya no es mas así.

Renovación total

Lincoln ha decidido dejar atrás los nombres de sus vehículos al estilo alemán, con siglas. Nombres como MKC, MKS, MKX y muy probablemente MKZ, han quedado atrás para regresar a nombres que han hecho leyenda en años atrás y muy probablemente en años venideros. El buque insignia de la marca, Navigator, y los recientemente presentados Continental, Aviator y Nautilus hacen de referencia para ver qué Lincoln, está en un proceso de renovación. Muy bueno, por cierto, y finalmente decide agregar un nuevo producto a su gama de vehículos. 

El nuevo Lincoln Corsair llega para dejar atrás al MKC, ese pequeño SUV de entrada a la marca con lujo y buen motor pero sin chiste. Ahora, le toca a este nuevo Lincoln Corsair ser el que abra a la marca a nuevos clientes.

Entremos en detalle

El nuevo Corsair, como sus hermanos, cuenta con una enorme parrilla cromada en el frente y unos faros en LED muy estilizados. El nuevo diseño de este SUV es una mezcla bien equilibrada de deportividad, agresividad y lujo. En los laterales encontramos el nombre “Corsair”, ademas de un techo que puede ser panorámico o en gloss black (que si el SUV es blanco combina perfecto). En la parte trasera encontramos unos faros LED corridos de freno con doble salida de escape. 

Al interior, encontramos algo completamente nuevo y renovado. El nuevo Corsair integra un tablero digital, botones para cambio de velocidades en lugar de palanca. Así como un nuevo volante de piel en bi-tono, una pantalla central e insertos de piel y aluminio cromado en puertas, tablero y consola central. La comodidad es algo que claramente va de serie, pues Lincoln es una marca que se toma enserio ese tema. La banca trasera es amplia y caben perfectamente tres personas. El maletero es lo suficientemente amplio para este tipo de vehículos.

Lincoln Corsair
Nueva Lincoln Corsair.

Por el momento, estará disponible en dos motorizaciones, un 2.0 o 2.3 litros. Ambos de 4 cilindros y con un sin fin de asistencias de manejo de última generación como el Lincoln Co-Pilot 360. Su arribo a nuestro país esta estimado para la segunda mitad del año con un precio aún por confirmar. Lo único que puedo afirmar sobre este auto, es que será un digno competidor para los SUV alemanes.

Lincoln Corsair me dejó con un muy buen sabor de boca.

Deja un comentario