Los coches autómonos son un hecho. Ya los podemos obtener a precios excesivos pero el mercado apunta a que pronto estarán disponibles a precios asequibles. Podemos ver conceptos como el de Volkswagen I.D Vizzion que tiene colaboraciones con una empresa un poco fuera el mundo automotriz: Nvidia.

Pero… ¿Qué es Nvidia?

Nvidia es una empresa principalmente enfocada al diseño de partes de computadora, en concreto tarjetas gráficas. Estas se ocupan en mayor medida para el procesamiendo de imágenes y videos pero también ayuda a los softwares de diseño en 3D. En fin, a lo que vamos, los coches.

Cortesía: Nvidia

Nvidia se ha involucrado en la inteligencia artificial (AI por su nombre en inglés) enfocada en los coches. La inteligencia artificial se define como la capacidad de una máquina a aprender del comportamiento humano. De esta manera la máquina podrá tomar decisiones adecuadas para lograr un objetivo. En nuestro caso el objetivo es conducir el automóvil y evitar accidentes de tráfico.

¿Cómo se logra el objetivo?

Para lograr esto, la inteligencia artificial tiene que adivinar las acciones que tomarán los actores externos. Si el otro coche se moverá a la izquierda o si la moto no se cambiará de carril. Dentro de las calles, el más imprevisible es el peatón, pues no tiene ninguna clase de señal como luces intermitentes.

Cortesía: Nvidia

La seguridad va antes que cualquier otra cosa: los coches autómonos tienen la indicación de que en cualquier caso de duda, se prosiga a la detención. De esta manera, los peatones y todos los actores externos estarán a salvo sin importar sus acciones.

El proceso para hacer un coche autónomo no es fácil: se requiere de mucha programación e investigación sobre el comportamiento humano. Todo esto debe estar completamente pulido para cuando el coche salga a la venta. Probablemente, en un futuro cercano, los coches los tengamos que actualizar así como se hace con el celular.

Deja un comentario