Inicio Adrenalina NHRA: Dragsters a 500 km/h

NHRA: Dragsters a 500 km/h

- Publicidad -

La National Hot Rod Association, es una categoría de nicho estadounidense, su popularidad prácticamente no sale de ese país. Pero eso no significa que no tenga seguidores alrededor del mundo, pues la ingeniería que tienen es mucho más avanzada de la que podemos pensar.

No solo es «poder en bruto» como generalmente se piensa, tiene más complejidad que eso. Si bien es la categoría con más caballos de fuerza en toda la historia, transmitirlos al eje trasero sin que este falle, es meramente algo descomunal. En esta categoría existen 2 principales subcategorías: Funny Car y Top Fuel, de las cuales te enseñaremos sus principios y diferencias

Funny Car

NHRA

La primer categoría es Funny Car, que la mayor diferencia con un Dragster Top Fuel, es la configuración del motor. Que aunque ambas sean de posición central, en los Funny Car este monstruo se encuentra por delante del piloto. Así mismo, otra diferencia más obvia es el largo del chasis y carrocería. Pues esto es más de tradición, que intentan hacer la similitud de la configuración de un auto más normalizado y no único de competencia.

La carrocería está hecha con una sola pieza, ya sea fibra de vidrio o fibra de carbono. Esto le da una mayor solidez y simplicidad al momento de competir, que aunque las carreras no duran más de 4 segundos. Su aerodinámica sí es un factor importante y considerable. Ya que al cruzar la línea de meta, estos autos pueden llegar a pasar los 500 km/h. Así es, de 0 a 500 km/h en tan sólo un 1/4 de milla.

Impresionante.

Todo este poder viene de un poderoso motor, que tiene prestaciones nunca antes vistas en nuestra página. Es un motor V8 supercargado, pero no tiene nada que ver con uno «convencional» de carreras. Pues estos monstruos producen más de 10,000 caballos de fuerza, poder que viene directo de una configuración de componentes que viene de los más altos estándares.

Estamos hablando de pistones y bielas forjados, rotores del supercargador masivos, bujías especialmente diseñadas, cigüeñal que resiste todas las presiones que sufre en esos críticos 4 segundos. Y lo más importante, un clutch extremadamente resistente y fuerte, que se encarga de transmitir directamente todo el poder a las llantas. No tienen transmisión. También, cabe destacar, que debido al estrés que todos los componentes sufren, un 60% de ellos deben ser cambiados, de lo contrario el auto se dañaría completamente. Un poco más a detalle: Los pistones quedan quemados, el clutch soldado, las bujías derretidas, el árbol de levas desgastado, entre otros.

NHRA
Cortesía: NHRA

Top Fuel

NHRA

La otra categoría se llama Top Fuel, que son los famosísimos Dragsters que todos conocemos desde pequeño. Curiosamente, tienen los mismos componentes que el Funny Car. Pero como lo mencionamos anteriormente, las diferencias son la geometría del chasis y carrocería, además del alerón enorme que le da muchísima tracción a las masivas ruedas traseras. En esta categoría, el motor se encuentra por detrás del piloto, por lo que se vuelve un poco más «seguro». Ya que debido a una falla, el fuego y la explosión ocurren lejos del piloto.

En esos 4 segundos de carrera, pasan bastantes cosas de las cuales no percibimos por el corto tiempo. Al menos en video, las etapas por las cuales pasan estos monstruos pasan desapercibidas. Pero crean que esto no solamente es la «fuerza bruta» que mencionamos antes. El nivel ingenieril también está en una cúspide mundial. Resumiendo una carrera de dragster, tenemos:

  • A los 0.5 segundos, el auto va a 120 km/h. La aceleración es cercana los 5G, haciendo que el piloto y las llantas sufran el estrés máximo.
  • Al primer segundo, a 180 km/h. Solamente van 22 metros de carrera.
  • Al segundo 1.5, tiene una velocidad de 260 km/h. Incrementa la presión en los discos.
  • A los 2 segundos, a 340 km/h. La bomba de gasolina tiene un ritmo de 350 litros por minuto.
  • En el segundo 2.5, va a 400 km/h. El clutch se empieza a soldar a una sola pieza.
  • Llegando al segundo 3, llega a los 442 km/h. El enorme alerón trasero hace que no se despegue del suelo.
  • A los 3.5 segundos, a 471 km/h. Las bujías se han derretido y el motor pasa a ser de tipo diesel.
  • Y finalmente a los 3.85 que cruzan la meta (aproximadamente) alcanzando los 505 km/h

Y por si aún no te ha quedado claro qué tan rápido pasan todos estos fenómenos, te dejamos un video de lo que es una carrera de Dragsters Top Fuel.

Fastest top fuel run

- Publicidad -
Kilyan Ocampo
Estudiante de Ingeniería Mecánica // Editor Jr.

Deja un comentario

Síguenos

19,399FansMe gusta
5,967SeguidoresSeguir
466SeguidoresSeguir
2,960suscriptoresSuscribirte