Hay una tradición en Nissan conocida como Warrior Project. En esta tradición se modifican los últimos modelos de manera extrema. En esta ocasión un Altima fue equipado con un sistema para trabajo pesado.

Increíble por donde lo mires.

Altima-te AWD es un proyecto único en su tipo. Un sedán diferente a todo lo que Nissan ha presentado. Representa una nueva era en capacidad de tracción total en las cuatro ruedas (AWD).

Nombrado “Altima-te AWD” por un juego de palabras en inglés, donde Altima-te suena a Ultimate, que podría traducirse como el más extremo. Este proyecto se basa en el totalmente nuevo Nissan Altima 2019. Continúa la costumbre de Nissan de crear modelos únicos, agresivos y hechos para el trabajo pesado.

“Nissan Altima-te AWD se une a otro vehículo crossover muy especial, X-Trail Warrior, y envía un mensaje claro al mercado: estos proyectos especiales tienen la capacidad de conquistar los entornos climáticos más adversos con la confianza adicional que brinda Nissan Intelligent All-Wheel Drive. Este sistema se adapta a las condiciones de la carretera en un abrir y cerrar de ojos.

Joni Paiva, presidente de Nissan Canadá.

Proceso de modificación.

El Altima-te AWD fue completamente modificado por Motorsports in Action (MIA) en Quebec. Utiliza el sistema DOMINATOR® de American Track Truck, que le permite entre otras cosas contar con ejes para la nieve.

Altima-te AWD requirió de modificaciones extremas en la carrocería y chasis. La modificación exterior más prominente de este Altima se observa en los guardabarros delanteros y traseros que se ensancharon, para acomodar el sistema DOMINATOR. Esto da como resultado una postura notablemente agresiva, al tiempo que mantiene la esencia del diseño y sus líneas fluidas.

Para modificar los guardabarros, el equipo de MIA aplicó un complejo proceso que involucró el diseño y la fabricación de un kit de carrocería a la medida. La construcción del guardabarros se hizo con espuma de alta densidad y resina epóxica. Este proceso por sí solo requirió de 150 horas de trabajo. El proyecto total tomó 250 horas para completar.

Para que el Altima-te AWD fuera completamente funcional, la altura de conducción del vehículo requería un aumento. MIA diseñó y construyó los componentes necesarios para elevar el vehículo en 80 milímetros. Para lograr esto, los chasis de carga delanteros y traseros fueron bajados 30 mm y los componentes de la suspensión se elevaron 50 mm.

Introducing Nissan Altima-te AWD

Deja un comentario