En esta era estamos viviendo una constante carrera en la innovación, por lo que  hablar de vehículos eléctricos es mencionar la gran tecnología que invierten las compañías a nivel mundial con el fin de lograr un mejor impacto a nuestro planeta.

Por esta razón firmas como Volkswagen en este 2018 presenta por primera vez, un nuevo chasis para toda su familia de modelos eléctricos de I.D. Una plataforma que será utilizada para lograr su visión “ELECTRIC FOR ALL. La Plataforma Modular Eléctrica (MEB) que funcionará como la base del chasis del I.D. es una propuesta de venta totalmente única para la marca alemana.

A diferencia de otros productos del mercado, este chasis no es una plataforma de un auto a gasolina que fue modificado para uno eléctrico. Si no que Volkswagen lo diseñó desde el principio tomando en cuenta los e-drives. Con esto, aprovechó su potencial tecnológico de manera óptima. Además, el diseño y el concepto de vehículo son más flexibles que nunca: el espectro abarca desde autos compactos hasta SUV y camionetas.

Con un inicio de producción en el 2019 se volverá el chasis de I.D. un diseño vanguardista, una generación de cero emisiones que impresionará a todos sus clientes con su rango. Ya que se acercará mucho al nivel de los motores de gasolina actuales.

¿Qué tiene de especial?

I.D será el primer miembro de la familia que saldrá a la venta en 2020. Este, será un automóvil compacto de cuatro puertas totalmente conectado que costará casi lo mismo que un diésel Golf. Con las dimensiones interiores el conductor y los pasajeros experimentarán una comodidad extraordinaria en el espacio. Gracias a una distancia entre ejes excepcionalmente larga y los salientes cortos resultantes. No se necesita un motor de combustión interna, por lo tanto, los ejes se pueden colocar lejos hacia el exterior.

Foto: Volkswagen Newsroom

¿Por qué el chasis de I.D?

Si miramos bien el I.D., el chasis presenta un motor eléctrico que se integró en el eje trasero y la batería se colocó en el piso del vehículo. Esto ofrece una distribución de peso óptima para el máximo placer de conducción. Al mismo tiempo que proporciona a los pasajeros una posición de asiento alta y cómoda. La transmisión de potencia del motor al eje trasero se realiza con una caja de engranajes de una sola marcha bajo el estándar WLTP, el rango escalable para cada I.D. El modelo será capaz de viajar de 330 kilómetros a 550 kilómetros. Por lo que proporcionará tiempos de espera significativamente más cortos y permitirá pasar de una carga de 0% a 80% en 30 minutos.

Foto: Europa press

La matriz de accionamiento eléctrico modular (MEB) en la que se basa el chasis, servirá como matriz técnica no solo para todos los modelos de I.D. de Volkswagen sino también para muchos e-cars de otras cuatro marcas del Grupo VAG: Audi, SEAT, ŠKODA y Volkswagen. Como tal, el MEB será utilizado por cinco marcas y en tres regiones del mundo, tal y como nos dijo Thomas Ulbrich, miembro del Consejo de Administración de la marca Volkswagen.

“Será la base de más de 10 millones de autos electrónicos en todo el Grupo en la primera ola y abrirá camino a la era de la electricidad“.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Introduce tu nombre aquí por favor