En el tiempo que lleva Mazda en el país, ha tenido la intención de ser la marca generalista por excelencia, y sus ventas lo reflejan. Con el relanzamiento de la Mazda CX-9, hace un tiempo  y ahora el Mazda 6 deja en claro que busca posicionarse como marca masiva-premium. 

El auto perfectible.

Si bien la versión pasada del sedán grande de Mazda se sentía como un auto más ejecutivo que deportivo, dejaba mucho que desear en cuanto al equipamiento que traía. Es cierto, el diseño exterior siempre ha sido su fuerte y los acabados interiores del auto eran mejores que los que se encontrarían en su hermano menor, el Mazda 3. Pero, dentro de la categoría se quedaba corto. En especial el motor naturalmente aspirado era su punto más débil, el cual no se caracterizaba por tener una muy buena respuesta.

El nuevo estándar de la categoría.

En el exterior los cambios son sutiles. Lo más llamativo es la parrilla repleta de cromo que le da un aire de lujo al auto en la parte exterior. Los verdaderos cambios están al interior del vehículo. En esta ocasión, Mazda se lució con el equipo y acabados.

Cortesía Mazda México

Al tacto, absolutamente todo lo que uno tiene a la mano se siente de buena calidad. Incluso en partes donde no es tan común encontrar plásticos suaves como la parte baja de la consola, donde generalmente se apoyan las piernas. En la parte superior del tablero encontramos un Head-Up Display a color con la capacidad de dar indicaciones del GPS. Una pantalla táctil de 8 pulgadas con el ya conocido sistema de Mazda Connect. El cual, pronto incorporará Android Auto y Apple Car play. Todo esto conectado a un sistema de audio firmado por Bose de 11 bocinas. En medio de las agujas tenemos una pantalla a color en la cual podemos accesar a distinta información del auto.

Cortesía Mazda México

Los asientos no tienen mucha sujeción lateral por lo que son realmente cómodos y realzan el espíritu ejecutivo del auto. Cabe mencionar que 4 de las 5 plazas cuentan con calefacción y las delanteras incluyen refrigeración en los asientos. En las plazas traseras continúan los materiales de buena calidad, cosa que en la mayoría de la competencia no pasa. Incluso encontramos salidas de aire y toma USB de corriente en el reposabrazos central. Algo a destacar en la parte trasera de los respaldos del conductor y copiloto, mientras que en la mayoría de los autos en esa zona encontramos plásticos duros que tienden a incomodar, en el Mazda 6 tenemos acolchado que brinda mejor sensación de confort.

¡Por fin! Nueva motorización.

Después de mucho tiempo Mazda 6 incorpora un motor Turbo, un 2.5 litros turbo para ser exactos. Este motor genera 228 caballos y 310 lb-ft de torque por lo que la respuesta del acelerador es excepcional. En conjunto con la suspensión y el sistema G-Vectoring hacen que al pasar por curvas el auto se sienta bien plantado

Cortesía Mazda México

Mucho más equipo.

Cortesía Mazda México

El nuevo Mazda 6 Signature incorpora aún más equipo y diferentes sistemas. Para conocerlos más a fondo les recomendamos vayan a visitar su agencia más cercana y conozcan esta propuesta de Mazda para el segmento de los sedanes de lujo no premium.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Introduce tu nombre aquí por favor