La división especializada en autos icónicos de la firma alemana, Porsche Classics, ha vuelto a ser el centro de atención con su última restauración. Se trata de un Carrera GT, discontinuado en 2005. Desde entonces, ha traído mucha polémica por la complejidad para controlar a semejante bestia.

Excelentes gustos…

Carrera GT

Más que una simple restauración, fue un embellecimiento único. Primeramente por el color, Oak Green (roble verde). Esta tonalidad jamás fue puesta a la venta para el Carrera GT original.

Pero, fue vista primera vez en los años 70 en el legendario 911 de la época. Esto, en combinación con los detalles en color oro, hacen un efecto retro y de colección. Sin duda alguna, una bella joya que valdrá mucho en algunos años.

Por otro lado, olvidándonos un poco de la pintura, hay un pequeño pero significativo detalle que, le da aún más exclusividad a este Carrera GT. Hablamos de los rines, aunque solo parezcan pintados en color oro y con efecto cromo, tienen más calidad de la que se espera. Para lograr ese efecto cromo se trata en realidad de un baño de plata. Ese metal precioso ha sido impregnado en los rines de esta bestia. Eso sí, con un trato sumamente meticuloso. Recordemos que la plata, se oxida casi tan fácil y rápido que el acero. Por ello, se requirió aplicarle una capa protectora para que esto nunca suceda.

¿Quién pude decir que tiene rines de plata? Ni siquiera los raperos…

Carrera GT
Rines de plata del Carrera GT. Cortesía: Porsche.

Recordando el pasado…

Esta auto contaba originalmente con transmisión manual, ninguna asistencia de manejo, un poderosísimo motor V10 de 612 caballos traído directamente desde la Fórmula 1. Esto nos da como resultado al último y puramente auto mecánico. Aunque para muchos, no signifique algo, para la gente apasionada y conocedora, sabemos que jamás en la vida podremos volver a ver un auto tan salvaje como este.

¿Porqué? Ahora es ilegal, simplemente con eso. Las nuevas regulaciones más estrictas, ya no permiten hacer autos sin asistencias de manejo. Mucho menos uno con tanto poder como este. Así que, el Carrera GT, es más que solo un auto deseado, es un vehículo que marcó el final de una era. Es grato saber que, le están dando el cuidado que se merece.

Deja un comentario